13 de noviembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Jaime de Marichalar, roto de dolor, tras recibir un duro varapalo familiar

El exmarido de la Infanta Elena se mostró muy afectado delante de los medios, a los que intenta evitar en la medida de lo posible, después de que su familia haya pasado por el duro trance.

Solo, sin la compañía de sus hijos, Jaime de Marichalar asistía este miércoles al funeral en memoria de su primo Luis Ignacio Marichalar de Silva que falleció el 9 de mayo a los 71 años de edad. Aunque el aristócrata, discretísimo, era un desconocido para gran parte del público, era el miembro del clan Marichalar que más títulos acumuló. Además se considera que en realidad era el "jefe" en la sombra de la familia.

Hasta la Iglesia de San Fermín de los Navarros se acercó tanto el exmarido de la Infanta Elena como todos sus hermanos. 

Jaime llegó solo hasta la iglesia pero una vez dentro se reunió con todos sus hermanos, siendo de los primeros en llegar Amalio y Luis María de riguroso luto. Jaime sin embargo se alejaba del negro con un traje en tonos azules y camisa blanca con oscuras gafas de sol, demostrando que es un gentleman incluso hasta en los duros momentos. 

El funeral volvía a reunir a Jaime con su hermano Álvaro, el más televiso y polémico de la familia, siendo una de las escasas ocasiones en las que ambos se dejan ver juntos en público, y es que el padre de Froilán y Victoria Federica intenta permanecer lo más alejado de la polémica posible, manteniendo un perfil bajo desde que se divorciara de la Infanta Elena y dejase de formar parte de la Familia Real. 

El exduque de Lugo prefirió no pronunciarse ante la presencia de los medios, mostrándose roto de dolor ante la dolorosa perdida de su primo.

 
Comenta esta noticia
Update CMP