14 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Landaluce saca a los amigos de Begoña Gómez y noquea a los votantes de derechas

Pedro Sánchez y Begoña Gómez.

Pedro Sánchez y Begoña Gómez.

Pedro Sánchez ha abandonado a la secta de insomnes que dijo defender y la periodista que no tiene pelo en la lengua ha ido un poco más lejos para meter el miedo en el cuerpo a sus enemigos.

A horas de comenzar el debate de investidura de Pedro Sánchez, Emilia Landaluce aprovecha su columna de El Mundo para hablar del insomnio que le produce el Gobierno Frankenstein que se avecina: "Que Sánchez sea presidente gracias a una formación financiada por el chavismo, por el partido de los sediciosos y el de los abertzales evidencia una descomposición dolorosísima para los españoles no nacionalistas". 

Ironiza que con que el líder del PSOE, el mismo que dijo que no podría dormir tranquilo con Podemos en el Gobierno, haya abandonado a los muchos que componen la secta de insomnes entre la que se incluye.

A su juicio todos sabíamos que Sánchez no era de fiar y no hacía falta que nos lo advirtieran Rivera, Arrimadas, Casado: "lo mismo apoyaba el 155 de Rajoy que negociaba con Marta Pascal la moción de censura. Que le da igual ocho que 80 por estar un mes más en Moncloa y que Begoña pueda seguir invitando a sus amigos a Doñana. Y si en el camino se queda la Monarquía, la Constitución, el prestigio de las instituciones, ¡España!… pues lo mismo da". 

Vamos, que mucha gente ya sabía que era capaz de cualquier cosa, otra cuestión, reflexiona "es la derecha a la que muchos creíamos más responsable". De hecho, añade, "la sensación que les queda a los votantes de derechas es la de la mala madre del juicio de Salomón, la que prefirió partir al niño por la mitad con tal de que su verdadera progenitora no lo tuviera. La que espera el desastre para heredar. La del cuanto peor, mejor. No, no parece que haya mucha diferencia entre unos y otros. El nuevo consenso".

Por eso concluye que ese puede ser el motivo por el que algunos se manifestarán en Madrid este sábado sin interés ni adhesión a ningún partido, a la que se espera que asista cualquier ciudadano que quiera un gobierno que vele por la Constitución.

Comenta esta noticia