21 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Gobierno juzga y condena a Vox por la granada de Hortaleza sin dar pruebas

La ministra portavoz en funciones utiliza la rueda de prensa posterior al Consejo de Ministros para endosar delitos al partido de Abascal, que cree que se trata de un montaje del PSOE.

La portavoz del Gobierno en funciones ha pasado de utilizar la sala de prensa de los Consejos de Ministros para hacer campaña electoral (lo que le valió la reprimenda de la Junta Electoral Central) a usarla para acusar a Vox de un delito sin pruebas. 

Isabel Celáa fue preguntada este jueves durante su comparecencia por la granada lanzada al interior de un centro de menas en el barrio de Hortaleza. Y reconoció que el Ejecutivo aún no sabe quien lo hizo pero aun así no dudó en apuntar al partido de Santiago Abascal

"No me consta si ha habido una vinculación exacta, rigurosa en relación al lanzamiento de la granada. Yo no sé quién lanzó la granada, el Gobierno no sabe quién lanzó la granada. No sabemos quién lanzó la granada", comenzó diciendo.

Y a renglón seguido añadió: "Lo que sí sabemos, lo que sí pudimos oír fueron las manifestaciones realizadas por una representante del partido político Vox (en alusión a Rocío Monasterio) en relación a los menas. Y claro, las palabras al final se interiorizan e intoxican conciencias ajenas".

Para terminar así: "Por tanto no nos gustan esas palabras, consideramos que incitan a determinadas conductas por parte de los ciudadanos que no son deseables en un país que busca la cohesión social y que busca el bienestar y la paz de todos. Por tanto condenamos ese tipo de palabras, son menas, son niños, son menores y por tanto han de ser cuidados, educados y preservados con la máxima consideración", advirtió. 

Celáa seguía así el camino iniciado por el ministro del Interior un día antes, que en caliente y sin tener dato alguno también señaló con el dedo acusador a Vox por sus "discursos de odio", según Fernando Grande-Marlaska

La reacción del propio Abascal no se hizo esperar. Según él, tan sospechosa es la salida en tromba de los ministros que da que pensar que la granada la colocaron "las cloacas del PSOE" para incitar el odio contra Vox". 

También el secretario general del partido, Javier Ortega Smith, desvinculó por completo a Vox del artefacto y denunció el afán de la izquierda por echarles la culpa "hasta cuando cae una nevada y los coches se quedan atascados".

Durante la campaña y la precampaña, las últimas pero también las de marzo y abril, Vox sufrió varios ataques a sus sedes y escraches en sus mítines de los que culpó a la izquierda por azuzar a los radicales en su contra.

El más grave se produjo en Bilbao, cuando la Ertzaintza tuvo que cargar contra varios cientos de personas que protestaban contra un mitin de Abascal al grito de "españoles, hijos de puta". Llegaron a quemar contenedores y hubo 18 detenidos y dos agentes heridos.

 

En paralelo, los de Abascal vienen teniendo un discurso muy críticos con los menas, vinculándolos con el incremento de la violencia en algunos barrios. 

El propio presidente de Vox señaló durante el debate televisado de la pasada campaña que él vive en Hortaleza y en una ocasión una vecina le dijo que la policía les recomienda que no salgan con joyas a la calle para no sufrir un robo. 

Comenta esta noticia
Update CMP