15 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Bronca brutal en el PSOE: militantes acorralan e insultan a Soraya Rodríguez

Soraya Rodríguez conversa con Pedro Sánchez en la pasada legislatura.

Soraya Rodríguez conversa con Pedro Sánchez en la pasada legislatura.

Pese a que ya hay fecha para el decisivo congreso y un candidato oficial a la primarias, las aguas siguen revueltas entre los militantes. Una importante diputada lo ha podido comprobar.

Ni las fechas ya confirmadas del 39 Congreso Federal ni la anunciada candidatura de Patxi López a la Secretaría General parecen haber calmado las aguas en el seno del PSOE, sobre todo, entre sus militantes de base. Mientras las redes sociales se han convertido en un auténtico campo de batalla, algunos dirigentes socialistas están comprobando en primera persona el malestar y la indignación que existe en las agrupaciones locales del partido.

La última en comprobar la rebelión y el profundo enfado de los militantes ha sido Soraya Rodríguez, otra de las diputadas del PSOE que ha viajado sin rubor desde el pedrismo más militante al oficialismo de la gestora, órgano que la designó para la cúpula del grupo parlamentario que preside Antonio Hernando, el primer gran desertor del sanchismo.

Ha sido este lunes cuando Soraya Rodríguez se ha visto obligada a poner pies en polvorosa tras ser abucheada al grito de "traidora", cuando pretendía ofrecer una charla en la agrupación del PSOE en Valladolid. Pero apenas pudo pronunciar palabra: "nos has traicionado", gritó uno de los asistentes.

Según revela el diario digital últimocero.com, la monumental bronca se produjo cuando la diputada socialista pretendía glosar las bondades de la gestora y de la abstención que facilitó la investidura de Mariano Rajoy.

Rodríguez se vio obligada finalmente a abandonar la sala preguntado a los asistentes si Patxi López -primer candidato oficial a las primarias- también era un traidor. Todo, por si fuera poco, en un salón presidido por un gran cartel con la fotografía de Pedro Sánchez

Se da la circunstancia de que tanto el secretario general del PSOE en Castilla-León, Luis Tudanca, como el alcalde de Valladolid, Óscar Puente, son dos de los bastiones orgánicos que aún le quedan a Sánchez.

Comenta esta noticia
Update CMP