21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El alcalde morado de Zaragoza humilla al legionario asesinado con su tibieza

El terrible desprecio del alcalde de Podemos a la familia de Víctor Laínez tras su espeluznante muerte ha levantado ampollas a su alrededor y ha generado una tremenda polémica en su ciudad.

El exlegionario Victor Laínez murió en Zaragoza tras ser golpeado por la espalda con un objeto metálico por llevar unos tirantes con la bandera de España y pateado en la cabeza por los criminales, que lo dejaron en coma irreversible el viernes y falleció este martes.

Sin embargo para el Ayuntamiento en manos de Podemos el suceso no es tan grave como para salir de una alarmante tibieza que ha levantado ampollas en la sociedad: "Condenamos la violencia en las calles de Zaragoza. No hay nada que justifique agresiones en nuestra ciudad. Zaragoza es y será una ciudad de convivencia". 

 

Una tibieza que no ha pasado desapercibida y por la que Federico Jiménez Losantos mostró toda su indignación este miércoles en su columna de El Mundo, donde cargó duramente contra el alcalde de Zaragoza, Pedro Santisteve, por faltar al respeto a Laínez con su escasa respuesta a los terribles hechos: "Santisteve, reciente anfitrión en nombre de la capital política de Aragón de una selecta representación del golpismo catalán, que con el celebérrimo defraudador a la Seguridad Social Echeminga Dominga como portavoz, se quejó por una manifestación con banderas españolas ante la puerta del recinto deportivo que de forma ilegal u okupa, o sea, genuinamente podemita, les había cedido Santisteve, popularmente conocido como el de la gomina". 

Un rotundo Losantos que asegura que "te matan por español" clama con que "estoy seguro de que si el asesinado a golpes por llevar un emblema separatista en un bar del centro de Zaragoza hubiera sido también catalán, pero de la tribu separatista y antisistema que él protege, el Ayuntamiento habría publicado la Biblia Zaragustana Antifascista, trasladado su pesar al catalanismo político y proclamado la indignación municipal por la primera víctima mortal de la satanización del derecho a decidir". 

Ironiza con que "Cocomocho se presentaría en el entierro y Pablo Iglesias denunciaría con su vigor habitual la impunidad de los asesinos fascistas del Régimen del 78, ya que Lanza (el presunto asesino de Laínez) fue condenado, pero sólo a nueve años de cárcel, tras apalear a un guardia urbano de Barcelona hasta dejarlo tetrapléjico. Si Laínez hubiera sido de la Esquerra o de la CUP y hubiera llevado tirantes estelats, habría tres días de luto oficial en Zaragoza. Como lo han matado por español, ahí te pudras". 

Comenta esta noticia
Update CMP