29 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Un "amigo" saca a la luz algunos de los detalles más inconfesables del Rey

Don Juan Carlos.

Don Juan Carlos.

Uno de los periodistas que mejor ha conocido a don Juan Carlos durante su reinado se va de la lengua con anécdotas muy personales del anterior Jefe de Estado.

Al margen de la polémica política, la decisión de Juan Carlos I de abandonar temporalmente España está generando un aluvión de revelaciones sobre la intimidad del anterior jefe del Estado. Estos días, las cadenas de televisión están contando con testimonios muy jugosos, de personas que, por motivos personales o profesionales, conocen muy bien la vida del padre de Felipe VI.

Un ejemplo de ello lo ha ofrecido El programa del verano de Telecinco, que tiene entre su nómina de colaboradores al polémico periodista Jimmy Giménez-Arnau, que fue en su día yerno de la hija del dictador Franco.

 

Se da la circunstancia de que Giménez-Arnau es amigo personal de Marta Gayá, uno de los grandes amores de don Juan Carlos, que más allá de la relación que tuvieron se mantiene como una de las amigas más fieles del Emérito en los peores momentos. Quizás también en éste. 

Una anécdota inédita

El colaborador de El programa del verano ha revelado cuándo se enteró de esta relación: "Me fui a Palma de Mallorca en el 79 a encargarme unas sandalias preciosas y ese día entro y veo a Marta Gayá y le digo: ¿Qué haces aquí? Y dice: 'Vengo para un amigo mío, que le he encargado unas sandalias', la dueña sale con las sandalias y  las sandalias parecían barcas y le dije: '¿Quién tiene ese semejante pie?' Y dice: 'Un 46' y, ¿sabes qué calza Juan Carlos? El 46".

“Hasta hoy no he hablado de eso", ha dicho Giménez-Arnay, que ha confesado también que Marta Gayé le dio las gracias en nombre de su "amigo" "por no decir nada".

Según el periodista, Gayá fue una asidua al barco del Rey: "Ella es una navegadora nata y se iba con Juan Carlos a navegar y era la única de todas las amantes que tenía que no se mareaba".

 

Pero Giménez Arnau también ha dado a entender que Gayá no fue la única conquista extramatrimonial de Juan Carlos I: "El Rey se hinchó, había un famosísimo tenista español muy amigo suyo, lo recogía con la furgoneta que el tenista conducía y en la parte de atrás había un colchón donde se subía la de turno y daban una vuelta”. 

Comenta esta noticia