26 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El PP pone en jaque a Sánchez por su dejadez ante la ruina económica y sanitaria

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

El presidente del Gobierno, Pedro Sánchez

Los populares ya tienen un plan diseñado para poder intervenir ante la evolución imparable del virus que en algunos lugares ya está descontrolado, mientras el presidente mira a otro lado.

El Gobierno está paralizado. Tras el fin del estado de alarma, Sánchez ha descargado toda la responsabilidad del control del virus en las comunidades autónomas, mientras centra sus esfuerzos en lanzar mensajes propagandísticos por sus negociaciones en Bruselas. Mientras tanto, uno de los sectores más punteros para la economía española, el turismo, se ahoga ante la falta de soluciones de un Gobierno que piensa más en seguir con su hoja de ruta marcada por el pacto con Podemos que de afrontar día a día los problemas que se le plantean.

Y es que, a las medidas de cuarentena impuestas por Reino Unido o los avisos de otros países de no viajar a España, hay que sumar la evidencia de que las cifras de contagiados siguen creciendo imparables día tras día, mientras que el Gobierno ha optado por mantener un perfil bajo, casi imperceptible, asegurando que la situación está controlada, cuando lo cierto es que ya Torra amenaza con un nuevo confinamiento cuando sabe, además, que ni siquiera cuenta con la legalidad de su parte.

Por ello, el presidente del PP, Pablo Casado, ha propuesto en la  reunión de la Comisión de Seguimiento del Covid-19 creada por el partido un plan de apoyo al turismo que pase porque el Gobierno asuma el coste de las PCR a los turistas que llegan, una reducción del IVA en el sector, además de una bajada de tasas aeroportuarias; mejorar los fondos de liquidez y prorrogar los ERTEs incluso hasta principios de 2021, si es necesario.

De hecho, Casado ha señalado que las cifras del sector son tremendamente "preocupantes" ya que se ha desplomado el 80% el negocio turístico, teniendo en cuenta, además,  que es un sector  representa el 13% del PIB y del 11% del empleo, y es "tractor" de industrias como la cultura o el transporte.

Y es que, ante la cuarentena anunciada por Reino Unido, desde el PP consideran incomprensible Sánchez no tenga un plan claro en materia de turismo. "La falta de controles en los aeropuertos y la dejadez en la gestión de los rebrotes trae cancelaciones, cuarentenas y, finalmente, más paro", señalan.

España necesita "un marco jurídico que proteja la salud"

Por otra parte, en la esfera sanitaria, ante el peligro de que se vuelvan a repetir las cifras de contagios que asolaron el país en marzo y abril, fuentes del PP consultadas por ESdiario han exigido ya al Gobierno que coordine "medidas medidas eficaces frente a rebrotes y un marco jurídico que proteja la salud", con el fin de que "todas las comunidades autónomas sepan lo que tienen que hacer y no volver al estado de alarma".

De hecho, han asegurado que "esta semana, registraremos un plan jurídico que los presidentes autonómicos van a plantear a Sánchez en la Conferencia de Presidentes", recordando además que siguen manteniendo la mano tendida para acordar un plan legal alternativo al estado de alarma y un pacto Cajal sanitario.

Junto a ello, también el vicesecretario de Comunicación del PP, Pablo Montesinos, ha denunciado que "la improvisación, los bandazos, tienen un coste altísimo y estamos comprobando hoy que este Gobierno no está a la altura de las circunstancias y que no coge además la mano tendida del PP, de Pablo Casado, que lleva meses planteando un plan jurídico ante los rebrotes y un plan de choque económico, que incluía también una batería de medidas en materia turística", ha enfatizado.

Por ello, Casado también ha presentado su plan sanitario que pasa por reforzar Ley de Salud Pública, aplicar de manera estricta de las alertas internacionales, diseñar un plan de acceso a los profesionales sanitarios a los EPIs, la creación de una  política nacional de vacunas, además, de arrojar luz sobre el número de víctimas reales de la pandemia, que a día de hoy es un temaque continua si aclararse.

Sánchez se "lava las manos" ante la inmigración

De la misma manera, también ha criticado que el Gobierno de España se "lave las manos ante la inmigración", que está generando también algunos rebrotes, sobre todo en las explotaciones agrícolas donde trabajan los temporeros. De hecho, ha sido el ministro de Agricultura, Luis Planas, el que ha dejado en manos de "comunidades autónomas y ayuntamientos" la gestión de los alojamientos de los inmigrantes, para "aislar a las personas en mejores condiciones sanitarias".

Así pues, y mientras el Gobierno sigue sin saber cómo actuar ante un virus que avanza sin control amenazando con una nueva parálisis que sería insostenible para economía, desde el PP ya plantean su 'plan B' uno que ayude a España a controlar la pandemia y que permita a todas las administraciones tomar las medidas pertinentes, porque quieren ser "útiles", como ha dicho Casado,  aunque "ser útiles no es callar ante lo que se hace mal".

Comenta esta noticia