24 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Otegi saca pecho con el "jaque mate" que junto a Rufián prepara para Sánchez

Otegi, este martes en una entrevista en Euskadi Irratia.

Otegi, este martes en una entrevista en Euskadi Irratia.

El líder del PSOE busca tiempo para no retratar su jugada antes de las municipales y autonómicas del 26-M. ERC y Bildu están por la labor de cobrarse una factura que parece inasumible.

Si finalmente Pedro Sánchez opta por apuntalar su nuevo gobierno en Podemos y los independentistas ya sabe cual va a ser la factura que el PSOE tendrá que pagar. Este lunes fue el portavoz de ERC, Gabriel Rufián; este martes el de Bildu, Arnaldo Otegi.

Otegi ha advertido que el candidato del PSOE deberá "responder en términos políticos a los conflictos políticos", si quiere su apoyo y el de ERC, ya que ambas formaciones mantendrán "la misma postura" en la sesión de investidura, y ha reclamado la plurinacionalidad del Estado y el ejercicio del derecho de autodeterminación "con un referéndum pactado".

En una entrevista a Euskadi Irratia, Otegi ha reiterado que Sánchez tendrá que decidir "qué quiere hacer y con quién lo quiere hacer", y, aunque ha asegurado que recibirá "enormes presiones del poder económico" para que pacte con Cs, ha considerado que "querrá gobernar en solitario y hacer pactos con todo el mundo, aunque los números tienen que dar y están difíciles".

Así, se ha preguntado "para qué serviría hacer la investidura por hacerla, si no logras una estabilidad mínima o si no adelantas qué es lo que quieres hacer en esta legislatura". En este sentido, ha indicado que Bildu trasladará al candidato socialista que "tiene unos problemas estructurales, que el régimen del 78 está en una situación grave, en crisis".

"Si quiere contar con nosotros, tener nuestro apoyo o nuestra abstención, y seguramente la de los catalanes, porque tenemos 19 diputados junto a ERC y mantendremos la misma postura en la investidura, le diremos si quiere profundizar en términos democráticos en la situación del Estado, y eso significa responder en términos políticos a los conflictos políticos, responder a la cuestión de los presos y realizar políticas de izquierda en el ámbito social. Entonces hablaríamos, pero si quiere hacer otras cosas, estaríamos enfrente", ha asegurado.

De esta manera, el dirigente de la izquierda independentista ha afirmado que el Estado "debe admitir que es plurinacional", aunque ha admitido que "eso no es tan fácil, porque, si aceptas que somos una nación, no puedes negar el derecho de autodeterminación".

En este sentido, ha dicho que Sánchez "tiene una oportunidad para hacer las cosas de otra manera", y ha apostado por darle esa oportunidad, "si es que la quiere, porque, si no la quiere, no vamos a poder hacer nada".

"Euskal Herria y Cataluña tienen que plantear una partida de ajedrez al Estado, con inteligencia y con tranquilidad, y todos juntos debemos decirle que tiene un problema y que a ese problema no se le hace frente con represión, sino dialogando y pactando. ¿Y qué es lo que se pacta? Se pacta un referéndum", ha destacado.osotros decimos que en ese diálogo hay que hablar de todo.

Comenta esta noticia
Update CMP