Archivan la denuncia por prevaricación contra la socialista Eva Montesinos

Gabriel Echávarri junto a Eva Montesinos.

Gabriel Echávarri junto a Eva Montesinos.

La portavoz del grupo municipal socialista y exedil de Urbanismo del Ayuntamiento de Alicante, Eva Montesinos, ha mostrado su satisfacción con el archivo de la querella interpuesta por un vecino contra ella, el exalcalde socialista Gabriel Echávarri y un técnico municipal por supuesta prevaricación urbanística y desobediencia en la concesión final en 2017 de una licencia de ocupación a una vivienda, permiso que se había denegado al propietario en sucesivas resoluciones administrativas.

En declaraciones a los medios de comunicación, Montesinos ha valorado de forma positiva que el Juzgado de Instrucción número 9 haya archivado esta querella y ha subrayado que este asunto "no tenía nada de ilegal".

"Estamos muy satisfechos porque, como ya comentamos desde el principio, no había ni rastro de un solo indicio de prevaricación en este asunto", ha aseverado la edil socialista, para remarcar que se trata de una causa en la que cumplieron "con la legalidad al cortar la luz y el agua" y en la que actuaban "haciendo caso a una sentencia".

El querellante sostenía que se había concedido ese permiso de licencia de ocupación desobedeciendo la sentencia de un Juzgado de lo Contencioso-Administrativo y autorizaron decisiones expresamente rechazadas por esa resolución.

La jueza ha acordado el sobreseimiento y archivo de las actuaciones por no ser los hechos denunciados constitutivos de infracción penal alguna "con reserva al perjudicado de las acciones que pudieran corresponderle ante la jurisdicción contencioso-adminisrativa".

Los hechos se remontan al año 1997 cuando un vecino obtuvo una licencia municipal para edificar una vivienda de dos alturas, cuando el particular no cumplió la ordenanza y el Ayuntamiento le expedientó y le denegó la ocupación de dicha vivienda en varias ocasiones.

La parte querellante se refería en concreto al proyecto básico modificado de las obras que finalmente en marzo de 2017 presentó el vecino infractor para subsanar las deficiencias señaladas por el Consistorio en la denegación de licencia de primera ocupación, lo que dio lugar a una resolución en septiembre de ese año del concejal, que le concedió la modificación de la licencia de obra.

En su resolución, la jueza señala que el ámbito penal no puede confundirse con el contencioso-administrativo porque "una cosa es verificar la legalidad de la resolución" y otra castigar la arbitrariedad en el ejercicio de las funciones públicas como fuente u origen de una resolución contraria.

Comenta esta noticia
Update CMP