22 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los 50 segundos más devastadores para Pedro "no es no" Sánchez y su investidura

Hay vídeos que al socialista le gustaría borrar, y seguro que éste es uno de ellos. Ahora pide abstenciones por puro altruismo al PP y Cs ante su incapacidad; en 2016 decía lo contrario.

Por tierra, mar y aire les llega al PP y a Ciudadanos la presión para que dejen gobernar a Pedro Sánchez a cambio de nada y ante su incapacidad de concitar otros apoyos para la investidura. Ni siquiera el de Unidas Podemos, dada la obcecación del socialista en no tener ministros morados. 

La noche del 28 de abril Sánchez salió al balcón de Ferraz triunfal, mientras sus correligionarios coreaban "con Rivera no" y él les reía la gracia. Por aquel entonces los socialistas daban por hecho que la investidura iría rápida, a lo largo de julio.

Incluso se permitió el presidente en funciones la licencia de no iniciar las negociaciones, con nadie, hasta pasadas las elecciones municipales, autonómicas y europeas del 26 de julio. Para desconcierto de sus potenciales aliados. 

A punto de cumplirse dos meses después de las generales, Sánchez únicamente ha sumado un diputado a su casillero, a mayores de los 123 de la bancada del PSOE: el del Partido Regionalista de Cantabria. Y porque a cambio los socialistas cántabros darán su plácet a Miguel Ángel Revilla allí. 

Y la videoteca deja, una vez más, retratado al socialista. Este vídeo es un fragmento de una comparecencia de Sánchez el 13 de julio de 2016, posterior a una reunión que había mantenido con Mariano Rajoy en el Congreso. 

El popular había ganado las generales del 26 de junio por segunda vez, con más margen sobre el PSOE que en diciembre de 2015: 137 diputados frente a 85. Ese día Sánchez le dijo al líder del PP que se esforzara por articular una mayoría y que no podía pretender que la solución a su incapacidad para sumar apoyos viniera del PSOE, que era la alternativa: 

"Los tiempos en democracia hay que respetarlos y éste es el tiempo de Rajoy. Ha ganado las elecciones, es la primera fuerza política en votos y en escaños y en consecuencia le corresponde al señor Rajoy hacer lo que hicieron otros líderes políticos de izquierda y derecha durante nuestra historia democrática y es articular mayorías suficientes para articular un gobierno estable", sostuvo.

Y añadió: "Por tanto no es que nos excluyamos, es que la solución a la crisis de gobernabilidad que vive España, la solución a la imposibilidad que tiene a día de hoy el señor Rajoy de articular esa mayoría suficiente no puede ser la alternativa que es el PSOE. Tiene que esforzarse, tiene que trabajar, tiene que negociar a fondo con aliados potenciales. Yo no le voy a decir con quién, pero en todo caso el PSOE votará en contra de su investidura".

Hay vídeos que al socialista le gustaría borrar de la videoteca. Éste es uno de ellos. 

Comenta esta noticia
Update CMP