El Gran Premio de Cheste como icono de la Comunidad Valenciana

Abogo por la continuidad del Gran Premio, como ayer dijo el presidente Puig, a quien pido que se acuerde de la instalación más de una vez al año y la cuide y la mejore

Nuevamente la afición ha podido más que las inclemencias del tiempo, y el Gran Premio de Motociclismo de Cheste ha sido un éxito de público. Y para darle más énfasis al fin de semana, un valenciano, Lecuona, sube al podio.
Es el Circuito de Velocidad uno de los “grandes proyectos” de nuestra comunidad que más interés y seguimiento cosecha a lo largo de sus diecinueve años de vida. Es sorprendente ver como año tras año los seguidores del “mundo de las motos” se trasladan a las grandes carreras, e una especie de “hermanamiento” con las dos ruedas, y con conocidos, y amigos a los que el vínculo de unión es el “gran circo del motor”.
Un gran Premio de motociclismo no es sólo un acontecimiento deportivo, es mucho más, es una forma de vida, es un sentimiento, es una fiesta, es una afición, y hasta un negocio para las personas que se dedican de manera profesional.
Entre los aficionados, uno destaca especialmente: Salvador Gascón, qué fue durante muchos años, presidente de la Federación de Motociclismo Valenciana, luchando porque nuestra comunidad tuviera la magnífica instalación que ya hace años puede disfrutar, y que ayer, en las instalaciones, por las que tanto trabajo ( hasta cocinó arroces para pilotos y aficionados), le rindieron un merecido homenaje de despedida. Al que me sumo desde este medio.
También la seguridad y las personas que la procuran tienen una labor fundamental en cualquier acontecimiento multitudinario. Son miles los efectivos que se trasladan para auxiliar, ayudar y controlar a las personas. Tanto es así, que hemos visto unas imágenes inauditas, en las que ayudaban a aficionados que llegaban con el tren, y tenían que cruzar a pie un barranco inundado. Gran riesgo y falta de previsión.
Abogo por la continuidad del Gran Premio, como ayer dijo el presidente Puig, pero le pido que se acuerde de la instalación más de una vez al año, y la cuide y la mejore, es lo único que garantizará su supervivencia.

*Alcaldesa de Cheste entre 1995 y 2003, cuando se inauguró el circuito.

Comenta esta noticia
Update CMP