19 de octubre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez y Adriana Lastra callan ante la mayor trama corrupta del PSOE asturiano

Pedro Sánchez flanqueado por Javier Fernández y Adriana Lastra.

Pedro Sánchez flanqueado por Javier Fernández y Adriana Lastra.

La Audiencia Provincial ha dado a conocer el fallo por el caso Marea en vísperas del relevo de Javier Fernández como líder del partido. Entre los condenados, el exconsejero de Educación.

La mayor trama de corrupción del PSOE en Asturias conocida hasta la fecha se ha saldado con 40 años de cárcel para los siete principales imputados, con el exconsejero de Educación José Luis Iglesias Riopedre (lo fue entre 2003 y 2010) a la cabeza. Él ha sido condenado a seis años de prisión (la Fiscalía pedía diez y medio) y al pago de una multa de 400.000 euros.

El llamado caso Marea, consistente en el cobro de mordidas por la adjudicación de contratos públicos en la época del presidente socialista Vicente Álvarez Areces, ha hecho temblar los cimientos de una de las baronías más sólidas del PSOE. Y una de las tres únicas -junto con Andalucía y Extremadura- en las que el PSOE fue el partido más votado en las elecciones autonómicas. 

La Audiencia Provincial dio a conocer este viernes su fallo, a escasas semanas de que el PSOE de Asturias complete el relevo de su hasta ahora líder, Javier Fernández, en el Congreso que los socialistas asturianos celebrarán a finales de este mes.

Junto con Riopedre ha sido condenada quien fuera su número dos y su mano derecha, María Jesús Otero. Para ella es la mayor pena, una de nueve años y medio de cárcel y 2,5 millones de euros de multa. La exfuncionaria Marta Renedo, con quien empezó la investigación en febrero de 2010, ha sido condenada a nueve años y una multa de 480.000 euros.

También han sido condenados los empresarios Alfonso Carlos Sánchez y Víctor Manuel Muñiz a seis años y medio cada uno.

Al comienzo se hablaba de 3 millones de euros defraudados. Después esa cifra se multiplicó

El caso fue destapado en la última etapa del Gobierno de Álvarez Areces, los años 2010 y 2011. El fraude a las arcas públicas del Principado se cifró inicialmente en 3 millones de euros y fue creciendo, todo por el amaño de contratos desde las consejerías de Educación y Cultura.

En la primera jornada del macrojuicio celebrado entre abril y julio de 2016 (desfilaron ante el tribunal 13 acusados y más de un centenar de testigos) se supo que sólo el Instituto Asturiano de Administración Pública Adolfo Posada tuvo un desfase de 5 millones de euros. Después se ha ido conociendo, entre otras cosas, que la falsificación de facturas entre 2009 y 2010 referidas a la entrega de material escolar a centros públicos asciende a otros 4 millones.

De momento la Audiencia Provincial ha dado a conocer el fallo y no la sentencia, así que cuando se conozca esta última habrá una cifra definitiva.

Increíble: el PSOE de Asturias saca pecho después de todo

Por lo pronto el PSOE de Asturias se apresuró el mismo viernes a hacer una valoración en un escueto comunicado en el que se colgaba una medalla por haber demostrado "capacidad de reacción al tomar la decisión de suspender de militancia a José Luis Iglesias Riopedre". Y por haber dado siempre "muestras de su acreditado compromiso en la lucha contra la corrupción".

Ni Pedro Sánchez ni su vicesecretaria general, la asturiana Adriana Lastra, han dicho de momento una sola palabra sobre lo ocurrido, y tampoco parece que piensen hacerlo. En lugar de eso esta última ha dado los buenos días a sus seguidores de Twitter con una canción de George Harrison

Comenta esta noticia
Update CMP