20 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

La última ocurrencia de Colau: creará un servicio de dentistas municipales

Ha dado luz verde a la creación de la primera clínica dental sufragada con dinero público: 30 euros la limpieza y 160 la endodoncia.



Los turistas se pueden ver ahuyentados, los radicales tomarán las calles cuando le venga en gana y los comerciantes sufrirán el acoso independentista en su cartelería y en sus folletos. Pero en Barcelona habrá una clínica dental del Ayuntamiento para que “la gente” tenga en perfecto estado de revista su salud bucodental, por obra y gracia de la última ocurrencia de Ada Colau.

El Gobierno municipal que comanda la alcaldesa ha iniciado los trámites para crear el primer dentista municipal del Estado con el objetivo de ofrecer un servicio de odontología con precios ajustados a los costes, un 40% inferiores a los actuales, que atienda a unas 36.000 personas al año. Claro que la entrada en funcionamiento no será inmediata: se dan un plazo de un año, elecciones por medio.

 

La propia alcaldesa ha explicado que la iniciativa tiene como objetivo atender "al 12% de la población que no se puede permitir pagar el dentista". El dentista municipal ofrecerá extracciones, periodoncias, higienes dentales, obturaciones, endodoncias, prótesis amovibles y fijas, férulas, implantes y ortodoncias, y las tarifas oscilarán entre los 55 euros por una obturación, 160 para una endodoncia y 30 para una higiene.

Aunque el Gobierno municipal contempló la posibilidad de ampliar la oferta actual de servicios gratuitos de odontología social o ofrecer subvenciones a los colectivos con menos recursos económicos, ha apostado por esta iniciativa "sosteniblemente económica, autofinanciada y sin beneficios”. Eso sí, se insiste, hasta después del 26-M no hay que esperar su entrada en servicio, de modo que el dentista municipal solo es una ocurrente promesa electoral de momento.

 

Comenta esta noticia
Update CMP