Indignación en l'Alcúdia de Crepins por un acto vandálico contra su alcalde

Pepe Garrigós.

Pepe Garrigós.

Los actos vandálicos contra alcaldes y partidos políticos en la Comunitat denota el estado de crispación que causa la polarización creciente de la sociedad.

 Los ataques a políticos y sedes de partidos políticos se están acentuando en la Comunitat Valenciana, sobre todo, a medida que la sociedad se está polarizando más en unos extremismos que en nada beneficia la normal convivencia democrático.

En la capital alicantina se están dando en sedes como el PSOE, Compromís, Podemos, pero no es algo exclusivamente que afecte a la izquierda o a un determinado territorio.  Ayer fue en una de las sedes de los populares en Valencia, concretamente en la de Exposición, la que amanecía con pintadas contra el PP y el ex presidente Camps

Pero esta vez, y no es la primera, le ha tocado al alcalde de L’ Alcúdia de Crespins, Pepe Garrigós, un primer edil que ya ha anunciado que va a repetir como candidato y que ha visto como unos extremistas han arrojado contra la fachada de su casa pintura. Un acto de intolerancia y de falta de valores democráticos. Lo que hoy es una gamberrada en un futuro puede tener graves consecuencias.

Compromís, su partido, ha condenado los hechos y ha afirmado que cuando “no hay argumentos se utiliza esta clase de agresiones intolerantes contra la gente de nuestro pueblo”. También, la formación valenciana, ha indicado que “hay personas que no respetan los resultados de las elecciones con comportamientos impropios en democracia”. “Nosotros seguiremos trabajando por el pueblo, por la libertad, respetando las ideas de todos para conseguir una Alcúdia de Crespins democrática, justa e igualitaria”.

Comenta esta noticia
Update CMP