21 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez debe dinero a 15 exaltos cargos de Rajoy y usa tretas para no pagarles

Una reunión de secretarios de Estado y subsecretarios del Gobierno de Rajoy celebrada en enero.

Una reunión de secretarios de Estado y subsecretarios del Gobierno de Rajoy celebrada en enero.

Son todos exsecretarios de Estados que en junio solicitaron la cesantía a la que tienen derecho. El Gobierno del PSOE les está dando largas desde entonces, haciendo que rellenen mil papeles.



Además de haber llegado a La Moncloa de la forma en que lo hizo, por medio de una moción de censura y prometiendo con la boca pequeña elecciones, Pedro Sánchez debe dinero desde hace tres meses a una quincena de exaltos del Gobierno de Mariano Rajoy. Y estos siguen recibiendo largas sin saber cuándo cobrarán. Una situación insólita. 

A mediados de junio, el BOE publicó uno por uno el cese de todos los secretarios de Estado del Gobierno de Mariano Rajoy. Algunos pudieron reubicarse, pero muchos quedaron en tierra de nadie: sin escaño (puesto que en el PP es incompatible ser secretario de Estado y diputado o senador, salvo en casos muy puntuales), sin cargo orgánico remunerado en el partido y sin puesto de funcionario al que reincorporarse. 

Así las cosas, una quincena de estos exsecretarios de Estado solicitó al nuevo Gobierno la cesantía, que teóricamente deberían estar cobrando desde el día siguiente a su cese. Sin embargo, a día de hoy ninguno de ellos ha visto un solo euro, según denuncian a ESdiario.

"Nos han tenido dos meses rellenando papelitos", sostiene uno de los interesados

Hay más: el Ejecutivo está poniéndoles trabas y excusas desde junio y pidiéndoles constantemente nueva documentación a aportar para posponer el pago. "Nos han tenido dos meses rellenando papelitos", se queja uno de los afectados a este diario. 

La cesantía es una especie de sueldo compensatorio al que tienen derecho los ministros y secretarios de Estado tras ser relevados, siempre y cuando no tengan un puesto de trabajo al que volver (excluye por tanto a los funcionarios) y que acrediten ante la Oficina de Conflicto de Intereses del Gobierno que no van a tener ninguna otra fuente de ingresos en el tiempo que la perciban. 

Equivale al 80% del sueldo y es por un máximo de dos años, dependiendo el tiempo que hayan ocupado el cargo. Y lo principal: es incompatible con cualquier otra retribución. De modo que los ministros que se han quedado en sus escaños (Soraya Sáenz de Santamaría, María Dolores de Cospedal, Cristóbal Montoro...) no la obtendrán. 

Desde el Gobierno no aclaran por qué no están cobrando ya los afectados ni cuándo lo harán. Supuestamente la Oficina de Conflicto de Intereses es la encargada, pero desde allí señalan a este periódico que es Presidencia del Gobierno -La Moncloa- la que lleva este asunto. 

Desde Presidencia, sin embargo, afirman que no pueden dar ninguna información y remiten al Ministerio de Hacienda. Y en el Ministerio de Hacienda, la Intervención General del Estado, la que en última instancia hace el pago, asegura que ese tema está en manos de la Abogacía del Estado. 

José Antonio Nieto.

 

Se encuentran en esta situación, entre otros, la exsecretaria de Estado de Economía, Irene Garrido; el de Educación, Marcial Marín; el de Seguridad Social, Tomás Bugos; el de Seguridad, José Antonio Nieto; y el exsecretario de Estado para la Sociedad de la Información y la Agenda Digital, José María Lasalle

Desde Hacienda puntualizan que los afectados cobrarán "lo antes posible". Pero se ve que no está entre las prioridades de Pedro Sánchez

Comenta esta noticia
Update CMP