25 de agosto de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

"Guerra civil" y purga en Podemos: a la caza del "ideólogo" del batacazo

Caras largas entre los máximos dirigentes de Podemos en la noche del 26-J

Caras largas entre los máximos dirigentes de Podemos en la noche del 26-J

"Todos contra todos" en la Ejecutiva. Los "ayuntamientos del cambio" que se desentienden del resultado. Batalla entre los "universitarios" e Izquierda Unida.

Entre la desolación de la bases, la guerra civil en la dirección, la huida despavorida de los antes amables platós de televisión, y la deserción de las llamadas confluencias, que buscan ahora un lugar al sol, alejado de la negra sombra que transmiten Pablo Iglesias y los suyos. Así transcurre la dura resaca de la noche electoral en Podemos. Todos quisieron el 20-D adjudicarse la paternidad de la victoria pero seis meses después, nadie quiere hacerse cargo del duro peso de la derrota.

Cuarenta y ocho horas después de la gran decepción de la derrota electoral, Podemos se mueve entre los ajustes de cuentas, el desconcierto y el noqueo. Ajustes de cuentas del ideólogo de la formación, Juan Carlos Monedero, desconcierto entre los diputados electos, y una guerra ya indisimulada entre los "pablistas" y los "errejonistas". Y por si fuera poco, los rostros más visibles del partido, Iglesias, Errejón, Bescansa, Alegre, Urban o Mayoral, en "paradero desconocido".

Además, un sector del partido morado no oculta su malestar por deserción inmediata de los llamados "alcaldes del cambio", derrotados en las capitales en las que gobiernan -excepción hecha de Ada Colau- y que se han apresurado a marcar distancias con Iglesias.

Y es que las voces de la militancia de Podemos afines a su secretario general, Pablo Iglesias, y sus tesis de lo que debe ser la esencia de la formación morada, han salido en defensa del líder partido después de que los partidarios del secretario político y responsable de la estrategia de campaña del 26-J, Íñigo Errejón, cuestionaran tras los resultados de las elecciones generales la alianza con IU, que consideran ahora, como lo hicieron antes, "un lastre".

"Hay que valorar si la campaña se ha dirigido hacía la realidad o ha estado viviendo de espaldas a ella. Si la dirección de ésta campaña no ha estado marcada por el espejismo demoscópico que nos han producido los medios de comunicación del adversario", aseguran los denominados 'Muchachos' en un mensaje difundido a través del canal de la aplicación de mensajería Telegram, que agrupa a más de 1.100 defensores de Iglesias.

Este mensaje, fue publicado unas horas después de que el canal 'Pueblo, Patria, Podemos', defensor de las tesis de Errejón de la "transversalidad", asegurara en otro texto que la alianza con el partido de Alberto Garzón demostró que "5+1 no eran 6 sino que era 5 e incluso menos". Los llamados 'errejonistas' fueron reacios a la alianza con IU, aunque después la asumieron, avisando, eso sí, de que no debía pasar de ser "un matrimonio de conveniencia" y no una confluencia.

Para los conocidos como 'pablistas', "no es momento de los sabios del 'ya lo dije yo', y que sin embargo no dijeron nada". "Solemos decir que las campañas nos sientan bien pero, ésta vez, parece que se nos atragantaron las encuestas", señalan.

"Demasiado confiados en la victoria hemos jugado para mantener un resultado imaginario, intentando consolidar lo que aun no habíamos ganado. Con la hipótesis del Desempate hemos pasado a jugar la prorroga y perder en los penaltis", aseguran, haciendo alusión a la estrategia de 'desempate' defendida por Errejón desde la precampaña.

"Más dureza y menos contención"

En esta línea, señalan que quizás la campaña "ha estado demasiado centrada en seducir a los que faltan y los que ya están se han puesto celosos". "Quizás la campaña ha estado demasiado dominada por la contención, por evitar dar miedo y al final hemos evitado dar motivos para votar. Volviendo a los errores de la campaña de las autonómicas", lamentan.

"Quizás la campaña ha sido un himno de la alegría entonado a destiempo en un país que pasa por momentos muy tristes", añaden, al tiempo que avisan de que, independientemente de la campaña la realidad que se "impone" es que "la derecha afianza su hegemonía y desborda el centro consolidándose como primera fuerza de anudamiento político".

Por ello, defienden que "es el momento de leer las claves de la estrategia de campaña, de localizar el núcleo del problema y no de pensar en razzias internas". "Toca mirar con responsabilidad a nuestro país y no a nuestra organización", reclaman, en un claro ataque a Iñigo Errejón.

"Quienes tienen la responsabilidad de traducir la experiencia social de nuestro pueblo en el relato político de nuestra patria deben revisar sus enunciados básicos e investigar si algo del momentum político no se ha sabido captar correctamente", concluye el mensaje, que firman precisamente con el eslogan de los errejonistas, 'Pueblo, Patria, Podemos'.

 

Comenta esta noticia
Update CMP