08 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

¿Qué tienen que ver las esposas de Borrell y Sánchez en su giros copernicanos?

Nadie lo dude porque es también un diletante, del hoy sí, pero mañana vaya usted a saber, o sea, que pueden juntarse en dúo para la vendetta, otra cosa es que puedan llevarla a cabo.

Al final, fíjense, el fuguista Sánchez ha hecho caso al consejo de Antonio Hernando su ya enemigo (el ex no tiene rivales, tiene enemigos) y ha dejado como recuerdo su “NO” del pasado jueves. En julio, Hernando le dijo: “Si nos abstenemos, nunca podremos volver por agrupación alguna”, y como el tontiloco que ha estado a punto de poner a España en manos del Soviet de Podemos pretende visitar todas las agrupaciones socialistas del país para venderle su radical “gobierno de progreso” se ha marchado un rato del Parlamento, donde no se recuerda cosa buena del sujeto, y ha empezado a montar su gran revancha con un grupo de leales, entre los cuales “suman una escasa neurona” (denuncia debida al implacable Rubalcaba), una venganza que se sirve fría en la cual deben caer desde la “vieja guardia”: el propio Rubalcaba, Ibarra, Corcuera, Leguina… y desde luego Felipe González, los traidores de última hora, entre los cuales el pobre Hernando ocupa puesto primigenio y todo el que le ha hecho imposible su abordaje en La Moncloa.

Sánchez se ha ido, ha dejado colgados de la brocha a todos los fanáticos de la abstención y ahora enfila la travesía del desierto

Como suele decir Margarita Robles, la magistrada que él aupó al número dos por Madrid: “Esto no puede quedar así”. Y así va a intentar que sea. Sánchez se ha ido, ha dejado colgados de la brocha a todos los fanáticos, como él, de la abstención, y ahora enfila la travesía del desierto. De paso deja Iglesias y a sus soviéticos como jefes de la oposición. Cree que el mundo le va a esperar pero, en frase evangélica ya verán como el mundo no le conocerá. El lunes sus teléfonos se quedarán mudos.

Por una vez en su vida Sánchez no alberga duda alguna: a por todas. Él, que maneja sus indecisiones como si fueran grandes planteamientos estratégicos, ya no le dirá nunca más a partidario alguno que “estoy en la duda, como Hamlet”, una frase que utilizó repetidamente en julio cuando estos petimetres que ahora se han quedado sin nada, se agolpaban en el despacho del jefe esperando que éste saliera de sus vacilaciones, sin darse cuenta, porque ellos no dan para más, que les estaba engañando, mintiendo como lo hizo con González, Rubalcaba y otros prebostes que acudieron a pedirle que rectificara la dirección y no se entendiera con el citado Soviet del cursi y ridículo (también altanero) Iglesias.

En su inmodesto análisis Sánchez cree que asaltará los cuarteles de primavera de su partido, aún su partido, y regresará en loor de multitud 

En su inmodesto análisis Sánchez cree que asaltará los cuarteles de primavera de su partido, aún su partido, y regresará en loor de multitud militante a la Secretaría General. Pero el hombre se equivoca: cuando se acaben los ecos de la entrevista pastueña que le hará Evole, se quedará en los huesos políticamente. Sin escaño nadie es nada sobre todo si los de enfrente, desde los gestores a la faraona del Sur, Susana Díaz, imparten la orden de que no le abran puerta alguna de agrupación ninguna. Este hombre desnortado se piensa que La Sexta, que le maltrató como un guiñapo, le va a dar cobijo y le convertirá de nuevo en la esperanza blanca de la izquierda radical española. Nada; no tiene ni idea de cómo se las gasta el coro del canal. Ya no les sirve; Sánchez, una vez que pase por el lametón de Evole, será vapuleado porque ya no conviene a los intereses empresariales de la televisión siniestra, adjetivo que debe entenderse como sinónimo de izquierdista, aunque cada uno puede entender las cosas como le de la real gana.

Pasada la hora de su gloria postrera tampoco otros medios le van a acoger como si se tratara de un reclamo de “share”. Sánchez, hablando en serio, aburre más que los agitadores del Club de la Comedia. El cursi, pretencioso simulador de cultura, Pablo Iglesias. Entonces, ¿con qué ingredientes cuenta para intentar, vía primarias, el asalto a la jefatura del PSOE? Pues él verá porque los que le descabalgaron le ha sentenciado con un dicho cruel: “Muerto el perro se acabó la rabia”.

Las cuentas pendientes de Borrell con Prisa

Le va a ayudar Borrell, que guarda una cuenta pendiente con los ancianos del partido y con la madre que les parió, o sea con la Prisa de Juan Luis Cebrián. Borrell no se sabe si definitivamente, ha entrevisto que Sánchez puede ayudarle a encarnar sus represalias. Al soberbio Borrell se lo inventó José Luis Balbás y su grupo de “Renovadores por la base”, pero el ensayo duró un caramelo de infante; nada. Ahora Borrell ha reaparecido y en solo dos meses ha cambiado de su apuesta por la abstención a su declaración de amor hacia Podemos.

Total que Sánchez y su señora, que tanto le ha apoyado en el desbarre, han hecho un pan como unas tortas

¿Tiene en este cambio algo que ver la Narbona, la mujer que es la filtradora oficial y desleal del Consejo de Seguridad Nuclear donde ejerce como barrenera de cualquier proyecto técnico fundamentado? Nadie lo dude porque Borrell es también, y como Sánchez, un diletante, del hoy sí, pero mañana vaya usted a saber, o sea, que pueden juntarse en dúo para la vendetta, otra cosa es que puedan llevarla a cabo porque ambos son residuos sólidos. Sánchez ha abandonado la protección del Parlamento porque el grupo de los monaguillos que le acompañarán en la presunta cacería, le han convencido de que él puede transformarse en la nueva estrella mediática de la izquierda, pero ahí no tiene sitio; los sillones están ocupados.

El hombre ha calculado de nuevo mal porque ni siquiera Pablo Iglesias le va a llevar a las tertulias de La Tuerka, donde el coletudo leninista ejerce de patrón abonado por Maduro y su troupe de dictadores sanguinarios. Total que Sánchez y su señora, que tanto le ha apoyado en el desbarre, han hecho un pan como unas tortas; más le vale que acepte volar de becario a alguna Universidad americana de medio pelo que le están buscando incluso sus enemigos. Aquí tiene menor porvenir que la Falange Auténtica.

 

Comenta esta noticia
Update CMP