15 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Puigdemont se presenta ante el juez con las piernas temblando por la extradición

El expresidente fugado no huye de Bélgica de momento, pero la nueva euroorden del juez Llarena le acerca a una extradición que difícilmente pueda ya rechazar la justicia belga.

Puigdemont ya ve las orejas al lobo y teme que, ahora sí, pueda ser extraditado a España en aplicación de una euroorden suspendida en su momento por el juez Pablo Llarena para no renunciar a juzgarle por rebelión, algo que de haber pedido entonces seguramente hubiera sido rechazado.

Pero la sentencia del Supremo lo ha cambiado todo y, ahora sí, se conforma con sentarlo en el banquillo por sedición y malversación, los dos delitos por los que han sido condenados otros nueve cabecillas de la insurgencia independentista: no es lo que Llarena quería, pero menos da una piedra viene a decir.

Y el expresidente fugado lo sabe: en cualquier momento la justicia belga puede devolverle a España, donde sería juzgado y condenado casi con total seguridad. El temblor de piernas se nota, hasta el punto de que Puigdemont ha cambiado de estrategia para intentar seducir a las autoridades belgas, que de momento le han dejado libre sin fianza, aunque eso no significa gran cosa en este momento procesal.

Y ha comenzado a intentarlo en la mañana de este viernes, personándose ante ellas con cara de "buen chico", y valga la expresión, para mostrar su educada oposición a la posibilidad de ser extraditado, 

 

Según ha informado la oficina del expresidente huido, Puigdemont ha recibido la notificación y ha comparecido de forma voluntaria a primera hora de este viernes ante las autoridades belgas en Bruselas acompañado de sus abogados en respuesta a la euroorden.

La Fiscalía belga recibió el lunes la euroorden contra el expresidente catalán, que el juez instructor de la causa del proceso independentista, Pablo Llarena, ha decidido reactivar. Se trata de la tercera euroorden cursada por el Supremo, ante la que el expresidente "está siguiendo todos los pasos oficiales que acompañan este procedimiento", destaca su oficina en un comunicado.

¿Pronto en España?

El abogado de Puigdemont Paul Bekaert ya aseguró que el expresidente, que se encuentra huido en Bélgica se presentaría ante la Justicia Belga cuando se le convocara y que colaboraría con las autoridades belgas en el proceso sobre la ejecución o no de euroorden.

Todo indica que esta vez va en serio, según confirman a ESdiario fuentes jurídicas, y que salvo nueva huida a un país alejado de la jurisdicción europea, el líder del PdeCat puede estar pronto en España. Muy a su pesar.

Para ello, Llarena comunicará de forma inmediata por escrito a las autoridades belgas que el expresidente de la Generalitat no tiene inmunidad parlamentaria porque no es miembro del Parlamento europeo. Según han informado fuentes del alto tribunal, el magistrado de la Sala de lo Penal está preparando este escrito en respuesta a las autoridades belgas que han elevado una consulta en este sentido esta misma madrugada.

Comenta esta noticia
Update CMP