28 de enero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Tres altos cargos de Podemos envueltos en los presuntos cobros de sobresueldos

Entre ellos está el secretario de Organización y uno de los ministrables del Gobierno de Sánchez. El partido niega irregularidades y pagos en B, pero el escándalo cada vez es mayor.

La sombra de las irregularidades financieras y orgánicas vuelve a planear sobre la dirección de Podemos -no es la primera vez- tras la información destapada por José Manuel Calvente Redondo y Mónica Carmona Segura, hasta hace días abogados del partido y que fueron despedidos el lunes de forma fulminante. 

Carmona, que ejercía como responsable de Cumplimiento Normativo de la formación, dirigió el martes un escrito al Consejo Ciudadano Estatal de Podemos en el que denunciaba que ella y su compañero habían sido víctimas de una purga por parte de Pablo Iglesias y su núcleo duro para callarles, porque habían descubierto "irregularidades muy graves". 

 

Apuntaba, aunque sin nombres, a "varios cargos internos" y dejaba entrever anomalías en el sistema de financiación así como cobros en B y sobresueldos de unos 900 euros de algunos cargos públicos del partido. Como tambiénfalta de "limpieza" en las consultas a los inscritos y en las primarias. 

Poco a poco se van conociendo más detalles. A quienes tenían en su punto de mira Carmona y Calvente, este último delegado de Protección de Datos de Podemos y coordinador del equipo legal, era a tres altos cargos.

Al secretario de Organización, Alberto Rodríguez; al responsable de las Finanzas, Daniel de Frutos; y al diputado Rafa Mayoral, uno de los hombres de confianza de Pablo Iglesias, que figura en algunas quinielas como ministrable de ese Gobierno de coalición que el PSOE y Unidas Podemos intentan sacar adelante. 

El partido, por su parte, ha respondido negando la mayor y acusando a este último de actuar en venganza. Según la formación, despidieron a Calvente después de que una trabajadora le denunciara ante el partido -que no ante la justicia- por acoso sexual y laboral.

"A raíz de su despido, se ha reordenado el departamento legal. Ninguna de las acusaciones vertidas por esta persona a raíz de su cese tienen ningún fundamento. El partido está valorando las acciones legales pertinentes", señalan desde Podemos.

Este jueves Calvente ha declarado a El Mundo: "Son una mafia, llevan a cabo actuaciones mafiosas. El último paso que están dando es fabricar pruebas falsas".

Comenta esta noticia
Update CMP