10 de agosto de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Pavo a la naranja súper fácil: adiós a la pechuga aburrida, sosa y seca

Te cuento el secreto para romper su mala reputación y conseguir su punto exacto de humedad interna

La pechuga de pavo tiene fama de ser insulsa, aburrida, sosa y seca. Una fama que para mi es absolutamente inmerecida y que creo se debe al desconocimiento de no saber cómo cocinarla y prepararla para extraer de ella toda la jugosidad que encierra en su interior.

El gran secreto para romper su mala reputación es conseguir un punto exacto de humedad interno, por lo que siempre se debe cocinar lentamente a una temperatura suave y constante de entre 160º y 170º. Otro factor importante que influye considerablemente en el resultado es la selección de los ingredientes que van acompañar, éstos tienen que realzar y engrandecer aún más su carne para aportar un fondo de agradables sabores.

La pechuga de pavo a la naranja de hoy es fantástica para iniciarse y descubrir todo su potencial, ya que tan solo se precisan productos cotidianos a la vez que muy ricos, que juntos van a ofrecerte como resultado una deliciosa, jugosa y sabrosísima receta muy difícil de olvidar.

Dificultad: Baja

Tiempo de preparación: 40 minutos

 

Ingredientes para 6 personas

1 pechuga de pavo entera

1 taza de uvas pasas o ciruelas

10 chalotas

4 dientes de ajo

1 cucharada de mantequilla

hojas de salvia

zumo de 2 naranjas con su ralladura

½ vaso de brandy

sal

perejil

 

1.- En una fuente de horno coloca la pechuga de pavo sazonada untada en mantequilla. Extiende por la superficie de la carne y de la fuente, el ajo rallado, la ralladura de naranja, las hojas de salvia, de perejil, las uvas pasas y las chalotas peladas cortadas a la mitad.

 

2.- En un jarrita mezcla el zumo de naranja con el brandy y vierte por toda la fuente. Coloca algunas rodajas de naranja e introduce en el horno precalentado a 180º durante 30-35 minutos.

Más sabroso, más fácil y sencillo es imposible.

 

Comenta esta noticia