24 de febrero de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Suzuki Vitara Mild Hybrid, un 15% más eficiente y con etiqueta ECO

La marca japonesa toma el camino de la electrificación por la vía más sencilla pero consigue dotar a su SUV compacto de unos fantásticos atributos ecológicos a un precio de lo más asequible.

La etiqueta ECO se ha convertido en un peaje que no es posible evitar para las marcas que quieran vender sus coches España (y en Europa), pues además de eximir de pagar el impuesto de matriculación, y permitir acceder a las zonas restringidas al tráfico de las grandes ciudades con descuentos en las zonas de aparcamiento regulado, es una vía indirecta para cumplir con la nueva normativa de emisiones y sus “malditos” 95 gramos de CO2 por vehículo vendido.

Suzuki se ha visto muy afectada por este empeño ecológico del Viejo Continente, y es por ello que debe electrificar toda su gama. Ahora acaba de presentarnos la cuarta generación del Vitara, que tras apenas dos años en el mercado recibe una actualización con la que la marca japonesa suma a su modelo de más éxito la tecnología Mild Hybrid, con lo que todos sus modelos actuales cuentan ya con esta electrificación ligera.

Con casi 4.000 unidades vendidas el año pasado el Vitara demuestra estar en plena forma comercial, y esta actualización solo trae mejoras y ninguna merma. Lo mejor, que el precio final para el cliente sólo sube 500 euros, ya que los 1.800 euros de coste real de la mayor carga tecnológica y de equipamiento que supone la actualización e hibridación, están bonificados con una campaña de 1.300 euros. El coche ya está en los concesionarios y la mecánica Mild Hybrid se puede combinar con la tracción 4x4, seña de identidad de Suzuki y que permite que el Vitara siga gozando de grandes aptitudes camperas mejoradas especialmente por el aporte de potencia puntual del motor eléctrico.

Sencillez eficaz

Esta nueva versión equipa un motor de gasolina 1.4 turbo de 129 CV, al que asiste en las arrancadas y en las aceleraciones más intensas un generador ISG de 48V que puede aportar una potencia extra de 10KW (unos 13 CV). Una batería de litio de 48V se encarga de alimentarlo. Gracias a ello, el Suzuki Vitara Mild Hybrid se siente más ligero en carretera y consume hasta un 15% menos. Traducido a la realidad esto implica que en la variante Allgrip 4x4, el consumo se reduce en casi 1,2 litros a los 100 que se complementa con un 15% menos de emisiones de CO2 en uso urbano, siendo fácil bajar de los 6 litros de consumo medio.

El cambio es manual de 6 velocidades, y si circulamos por debajo de 80 km/h y pisamos el embrague para decelerar, el sistema desconecta el motor de combustión logrando así un mayor ahorro de combustible. Esta función es especialmente práctica y resolutiva en ciudad, cuando iniciamos una frenada ante un semáforo que se pone en rojo. La caja tiene un manejo muy fluido, que facilita pasar de una transición a otra con agilidad y aprovechar el potencial del propulsor tanto en carretera como fuera de ella.

La introducción de la motorización híbrida en el Vitara ha sido aprovechada también por el fabricante para cambiar la gama de acabados e introducir más equipamiento. Suzuki ha eliminado la versión de acceso GL y se ha quedado con la intermedia GLE (22.440 euros) y la tope de gama GLX (24.690 euros) Ambas se puede elegir con tracción integral: el precio de la primera es de 24.240 euros y el de la segunda 26.490.

Completo equipamiento

En la versión GLE son de serie los faros led, el control de velocidad adaptativo, los sistemas de seguridad avanzada, la pantalla central táctil, los sensores de luces y de lluvia, los siete airbag, la cámara trasera, las llantas de 17 pulgadas, el climatizador o los asientos calefactables. El GLX suma la entrada sin llave, los intermitentes integrados en los retrovisores, los sensores de aparcamiento, el navegador y la tapicería con inserciones de cuero.

El Vitara es un coche espacioso para las medidas compactas que tiene. El maletero que ofrece es de 375 litros, ampliables a 1120 litros con los asientos traseros tumbados. En el interior los plásticos de la parte alta del salpicadero son mullidos mientras que los de la zona baja son duros. Una posición de conducción elevada, un acceso fácil al vehículo para personas con una movilidad reducida y la posibilidad de elegir la carrocería bitono (el techo en diferente color que el resto de la carrocería) son otras de sus principales características.

En definitiva, Suzuki ofrece un SUV (que puede ser 4X4, lo que no es usual en el segmento) a un precio más bajo que la competencia y con un equipamiento mayor gracias a la política comercial de la marca nipona, que poco a poco va convirtiendo toda su gama en ECO (salvo el Jimny). Por el momento, no están previstas versiones híbridas puras o híbridas enchufables del Vitara, por lo que esta hibridación ligera que pone a la venta es la más interesante de la gama.

Comenta esta noticia
Update CMP