El valencianismo regionalista empieza a perfilar un proyecto político común

Los principales partidos y asociaciones de este espectro social llegan a un acuerdo de mínimos y de qué tienen que hacer para no volver a atascarse en micropartidos

Menos personalismos y un proyecto único. Las  intervenciones en la sede de Lo Rat Penat de más de una decena de partidos y entidades del espectro regionalista valencianista -con alguna excepción que tiende más al nacionalismo- coincidieron, en su mayor parte, en esos puntos. Partían en la reunión de ayer tarde de una situación de mínimos, con apenas representación institucional más allá de algún concejal en localidades concretas, por lo que están de acuerdo  en que por la misma senda de minifundismo político no pueden seguir.

"La gente está más receptiva y dispuesta a renunciar a sus proyectos para iniciar uno conjunto. Casi todas  las intervenciones -excepto una- han sido muy positivas, admitiendo fallos del pasado y con voluntad de solucionarlos con una iniciativa nueva, que nos una y que se construya con rapidez", comenta uno de los asistentes. "Hay más ánimo de crear y coincidencia en que ha de renunciarse a personalismos y modernizar el partido que surja", concreta otro de los presentes.

En cualquier caso, de esta cita a la que asistieron formaciones como Avant, Som Valencians, Unio i Germania, Renovacio Politica, Auna, Poble Democràtic o Silla Ciudadana, no surgieron propuestas concretas. Los  organizadores, la Plataforma Mi Tierra, buscaba principalmente un intercambio inicial de opiniones y de percepcionesEl título de este foro ya lo dejaba claro: ´Posibilidades reales de volver a reactivar el valencianismo político y forma de realizarlo´.

"Hemos hablado y ha sido un buen comienzo; ahora habrá que ponerse a trabajar para hacer algo pronto", apunta un destacado participante. Para ello tendrán que decidir sobre uno de los temas que provoca  más controversia: si primero va el partido y luego el líder, o si han de buscar -y encontrar, que es lo más difícil- a una figura carismática con tirón y después construir el partido que gravite sobre esa persona. La tendencia ayer era más a lo primero; eso sí, se insistió mucho en el alejamiento de personalismos y reproches del pasado que, hasta la fecha, han sido palos en la rueda de un proyecto de gran partido que lleva lustros atascado.

Comenta esta noticia
Update CMP