Sánchez acusa a Puig de buscar "usurpar" a las diputaciones para pagar À Punt 

César Sánchez conversa con Ximo Puig en una imagen de archivo.

César Sánchez conversa con Ximo Puig en una imagen de archivo.

El presidente de la Diputación de Alicante, César Sánchez, del PP, ha acusado al Consell de Ximo Puig (PSPV-PSOE) de querer "usurpar" competencias de las instituciones provinciales para desviar el dinero que ahora llega a los pequeños municipios a otros asuntos, como "abrir una televisión" que cuesta 68 millones al año.

En declaraciones a los periodistas antes de presentar el proyecto de turismo industrial 'Made in Costa Blanca', Sánchez ha criticado haber conocido las intenciones del Consell sobre las diputaciones a través de los medios de comunicación y ha dicho que "plantará batalla" a las intenciones del ejecutivo del Botànic.

"Usurpar los planes de obras y servicios es lo que al final pretenden, y también lo que hace la Diputación por los municipios", ha enfatizado el popular antes de avisar a "los pueblos pequeños que deben saber que si la Generalitat coge el dinero se lo acabará gastando en cosas como poner en marcha una televisión".

C. Sánchez: "Si lo que quieren es quitar el dinero que la Diputación envía a los pueblos para inversiones y para mejorar la calidad de vida, para abrir una televisión y pagar eso, que lo digan claramente"

Ha explicado que la Diputación de Alicante dirige anualmente alrededor de 40 millones a los municipios (175 millones en los 3 años y medio que van de mandato) y ha incidido en que À Punt cuesta 68 millones anuales.

"Si lo que quieren es quitar el dinero que la Diputación envía a los pueblos para inversiones y para mejorar la calidad de vida, para abrir una televisión y pagar eso, que lo digan claramente", ha subrayado Sánchez.

Con esta situación, el popular ha instado al Consell de Puig y Mónica Oltra, de Compromís, a primero asumir el pago de las competencias impropias que presta la Diputación en materia de Bienestar Social y Sanidad, mediante el Doctor Esquerdo y el Hogar Provincial, que asciende a 25 millones de euros, y a dotar de recursos la inversión territorializada, que ha calificado de "nula".

Sánchez, que ha afeado al president que en su mandato no haya "pisado aún el Palacio Provincial", sede de la Diputación alicantina, ha afirmado que "la sociedad valenciana pide ya a gritos que Puig convoque elecciones, que se anticipen, y que pueda haber un cambio para dejar atrás el proceso de catalanización de esta comunidad".

Plantará batalla

Este proceso, ha proseguido, se basa en la reforma de la Ley de Régimen Local para "vaciar de competencias a las diputaciones" con el objetivo de que desaparezcan, al igual que las provincias, para sustituir éstas por nueve mancomunidades.

Ha repetido que la Diputación de Alicante plantará "batalla" ante esta "hoja de ruta diseñada por Compromís y el PSPV para desmontar la España de las autonomías".

Sánchez afirma que "la sociedad valenciana pide ya a gritos que Puig convoque elecciones, que se anticipen, y que pueda haber un cambio para dejar atrás el proceso de catalanización de esta Comunidad"

A este respecto, ha apuntado que Compromís planea eliminar la España del 78, de las provincias, como ha dicho que ya intentaron Jordi Pujol y José Montilla, con la ayuda de un PSPV que "no tiene lealtad" al país y que "le hace el baile" a la formación liderada por Oltra.

"Si hay sentimiento de provincia, hay de España. Y si no hay, será más fácil que en 10 ó 12 años se plantee la posibilidad del derecho a decidir" en el territorio valenciano, como ha advertido que algunos partidos plantean ahora en Cataluña, cuando hace unos años era impensable.

Sánchez ha advertido contra "cuatro años más de Gobierno de Compromís y del PSPV", ya que cree que esto provocaría "vivir momentos de mucha dificultad social y política".

El popular también se ha referido a la comisión bipartita con la Generalitat en Bienestar Social y ha acusado al Consell de no dirigir un solo euro en 2018 a inversiones en esta materia, lo que le hace deducir que se constituyó para "hacerse la foto" y para intentar un "yo invito y tú pagas", en perjuicio de la institución provincial.

Comenta esta noticia