06 de julio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Primera reacción de Nacho Vidal tras su detención por la muerte de un fotógrafo

Nacho Vidal, en libertad tras ser detenido por homicidio imprudente.

Nacho Vidal, en libertad tras ser detenido por homicidio imprudente.

El rito chamánico con veneno de sapo bufo que se llevó por delante la vida del prestigioso fotógrafo español responde a una investigación de la Guardia Civil que acabó con tres detenciones.

Menuda se ha liado en redes este miércoles después de que trascendiera que efectivos de la Guardia Civil habían detenido al actor de cine porno Nacho Vidal, a un familiar y a una empleada suya por su presunta implicación en un homicidio imprudente durante la celebración de un ritual místico basado en la inhalación de vapores de veneno de sapo ocurrido en julio de 2019 en la localidad valenciana de Enguera.

Revolución en los mares de Internet aparte, Vidal está en libertad provisional tras comparecer el pasado viernes en el juzgado de Instrucción número 2 de Xàtiva por su presunta implicación en la muerte del prestigioso fotógrafo toledano afincado en Valencia José Luis Abad.

El juzgado ordenó la libertad provisional para los tres y quedan investigados en una causa abierta por un delito de homicidio por imprudencia. Cabe recordar que la Guardia Civil inició esta operación tras el fallecimiento de Abad, durante la celebración de un ritual místico basado en la inhalación de los vapores del veneno de sapo bufo alvarius.

Con la culminación de la investigación desarrollada durante 11 meses, se pudo constatar la existencia de un delito de homicidio por imprudencia y un delito contra la salud pública, supuestamente cometido por quienes organizaron y dirigieron el ritual. Aunque la detención estaba prevista para marzo, debido a la pandemia por coronavirus tuvo que aplazarse.

También se pudo demostrar que se trataba de una actividad habitual con fines terapéuticos o medicinales que, en sí misma, suponía un "serio riesgo" para la salud pública, pero que quedaba "enmascarada ante lo que parecía un ritual ancestral aparentemente inofensivo, que captaba personas fuertemente sugestionadas, bajo el especial estado de vulnerabilidad o necesidad de sanar determinadas dolencias o adicciones, empleando métodos alternativos", explica la Guardia Civil.

Según algunos medios, Vidal declaró que ya había practicado este rito en varias ocasiones, y que esta vez lo había hecho de forma desinteresada porque era amigo de una de sus primas.

En el caso de Abad parece que el objetivo era desentoxicarse de las drogas y durante la ceremonia sufrió un infarto de miocardio por que pocos minutos después perdió la vida. Ante la presencia de los tres detenidos sufrió presuntamente convulsiones y ataques de asfixia.

En libertad pero imputado por un presunto delito de homicidio imprudente, el programa de Telecinco Ya es Mediodía mostró la primera reacción del actor, que atendió a la llamada de la redacción del programa pero sin confirmar ni desmentir nada: "No estoy hablando con medios, te pido perdón y respeto".

Comenta esta noticia