14 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Los secretos sobre "amantes" de Sánchez, Iglesias y Rajoy que Rivera no cuenta

Ya lo dice el dicho, que a veces vale más uno mismo por lo que calla que por lo que habla. Cristina Pedroche salvó de la quema al líder de Ciudadanos, que dijo sin decir más de lo que quería

Definitivamente, los espectadores están cansados de tanto político en televisión. Y si encima hay fútbol a la misma hora y juega la Selección española, no hay nada que hacer. Así las cosas, este martes el Dos días y una noche de Susanna Griso en Antena 3 con el candidato de Ciudadanos, Albert Rivera, como entrevistado estrella tuvo que conformarse con un 9.6% de cuota de pantalla. Si no llega a ser por Cristina Pedroche y su Pekín Express en La Sexta (7.3%) se habría llevado el farolillo porque la película Sin Salida hizo en Cuatro un 10.9%, El Caso le dio un 12.2% a La Uno y no digamos el fútbol en Telecinco. Perdió La Roja contra Georgia pero eso no impidió que la de Mediaset se marcara un 29.4% para la emisión del partido, un 26.1% para el Post y un 19.8% para Supervivientes. 

Y eso que titulares no le faltaron a Griso: Rivera incluso se metió en asuntos delicados y negó ser un "drogadicto" asegurando que "nunca" ha consumido "una droga dura", y confesando que le duelen y afectan personalmente esas insinuaciones. "Es un tema muy serio porque tuve un familiar que murió por una cuestión de drogas y me lo he tomado tan en serio, le he tenido tanto respeto, que nunca he probado en mi vida una droga dura, cosa que mucha gente de mi generación sí ha hecho", explicó muy afectado cuando Griso le preguntó directamente si había consumido estimulantes.

"Me duele por mi familia, porque tengo una hija de cinco años, que difamen y además como si fueras drogadicto", insistió Rivera. "No lo entiendo, y menos que lo haga un líder político como Monedero, y por eso le llevé a los tribunales", explicó en referencia a las graves insinuaciones del ex de Podemos.

Además, Rivera confesado conocer "mil historias de Rajoy, de Sánchez y de Iglesias" sobre "cuestiones personales, familiares, de novias y de amantes" que nunca utilizaría para difamar o buscar rédito político. "No se me ocurriría", proclamó. "Por eso cuando alguien viene con historias y chismorreos de los demás digo: ¿Y a mi que me importan? No creo que nadie vaya a juzgar a alguien por su condición sexual, su vida personal y su vida familiar", defendió durante la entrevista.

En cambio, Rivera admitió que toma pastillas para el pelo y las uñas, aunque jamás ha necesitado, asegura, medicamentos para dormir. "Nunca he tomado una sola pastilla, eso tiene que enganchar mucho. Siempre he dormido muy bien", sostuvo el líder de Ciudadanos, que atribuye su "hiperactividad" a una cuestión de nacimiento. "Me parieron así, nervioso", afirmó.

 

Sobre sus rivales en la carrera a La Moncloa, Rivera calificó a Mariano Rajoy (PP) como "un tío paciente" que "piensa que los problemas hay que dejarlos en la mesa", a Pablo Iglesias (Podemos) como "un tío listo y hábil para conseguir sus objetivos", mientras que al socialista Pedro Sánchez le ensalzó por haber sido "un poco rebelde con su propio partido" al intentar "salir del corsé que le habían hecho" al negociar y pactar un pacto de investidura.

Comenta esta noticia
Update CMP