30 de marzo de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Llegan refuerzos: Rajoy recluta más aliados para presionar a Sánchez

Rajoy intenta de todas formas convencer a Sánchez.

Rajoy intenta de todas formas convencer a Sánchez.

Hasta ahora de la presión interna se estaban encargando los "popes" del PSOE -González y cía- y de la externa los poderes económicos españoles y la prensa. El líder del PP ha tocado a rebato



Cuando Mariano Rajoy tocó a rebato en la escena internacional y pidió apoyos explícitos a la unidad de España y en contra de la independencia de Cataluña se los dieron. Desde Angela Merkel a David Cameron, pasando por la Comisión Europea y el mismísimo Barack Obama, que ante Felipe VI apostó por una España "fuerte y unida" una semana antes de las elecciones catalanas.

Ahora el líder de los populares ha vuelto a recurrir a la caballería para desempedrar ese camino a La Moncloa que Pedro Sánchez no quiere dejarle libre. Sabe Rajoy que sus mejores bazas son la economía y la estabilidad, y a ellas se lo está jugando todo. Y sabe también que su margen de maniobra es tan escaso que sus opciones pasan únicamente por que la presión pueda con el líder del PSOE.

De la presión interna ya se están ocupando popes del partido como Felipe González y Susana Díaz, espantados con la idea de que Sánchez pacte con Pablo Iglesias y más aún con la de que recurra a los independentistas (aún colea la cesión de cuatro escaños a ERC y la antigua Convergencia en el Senado para que formen grupo parlamentario).

De la presión externa se habían ocupado hasta ahora, fundamentalmente, los poderes económicos españoles y la prensa. Pero Rajoy ha decidido subir la apuesta y pedir refuerzos en el extranjero.

Este mismo martes el Fondo Monetario Español dio un espaldarazo al presidente del Gobierno en funciones y su gestión al mejorar sus previsiones de crecimiento para España, las mejores de todas las naciones desarrolladas. Un 2,7% del PIB para este 2016 augura la organización presidida por Christine Lagarde, una décima más que Estados Unidos y cuatro más que el Reino Unido.

Acción, reacción. Nada más que el FMI hizo públicas sus cifras, Rajoy se apresuró a alertar de que todo el esfuerzo de estos años puede desaparecer "de un plumazo" si pronto no hay un Gobierno que dé "estabilidad, seguridad, certidumbre y que tenga una amplia mayoría para poder gobernar".

En La Moncloa cuentan además con que el pronunciamiento del FMI no sea el último y en ello trabajan. Sánchez, de momento, sigue sin darse por aludido. No obstante la táctica de la gota malaya es de lo poco que le queda a Rajoy.

Comenta esta noticia
Update CMP