06 de diciembre de 2019 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Arde Telecinco con la verdad sobre la enfermedad de Kiko Matamoros: surgen dudas

Puede que no todo sea como se ha contado en torno al cáncer por el que ha tenido que ser operado el veterano colaborador de Sálvame y se trata de temas muy serios como para jugar con ellos.

El paparazzi y colaborador de Sálvame Antonio Montero, tras ver la salida del hospital de Kiko Matamoros y el optimista pronóstico de los médicos tras extraerle un tumor de la vejiga, se ha mostrado escéptico.

Se alegra sinceramente de la recuperación de su compañero, pero hacía un comentario que le molestaba mucho: espera que todos los cánceres que se diagnostican tan complicados a priori se solucionen tan fácilmente después como el de Kiko. Por ello, a Montero le parece que Kiko exageró y no entiende lo lacrimógeno de su entrevista.

“En mi entrevista no hubo lágrimas, dije que no sabía lo que los médicos iban a encontrar pero no he exagerado ni un ápice”, aseguró Matamoros detallando que ha tenido hemorragias “brutales” por las que perdió “litros” de sangre.

Además, se ha dirigido a Laura Fa, también crítica tras hablar con un oncólogo: “Debe de estar un poco perdido, lo normal es que en una resonancia, cuando ha habido tanta sangre y coágulos y se han concentrado alrededor de la zona tumorada, se puedan confundir con tumores”.

“Las cosas se han descubierto mejor, lo lamento porque parece que tengo que pedir perdón, no haber fallecido en quirófano o que me hayan diagnosticado una metástasis”, dijo Matamoros quien cree “frívolo" el comentario tanto de Montero como de Fa: “Es desacertado, injusto y tengo los partes médicos a mi disposición”.



De hecho, aseguró que ha maquillado ciertas emociones y medios para que los suyos le vieran seguro: “Quería que me vieran menos preocupado de lo que estaba y lo he estado y mucho”. Kiko dejó caer que quizá se ha ganado este tipo de imagen pero ha dejado algo claro: “No soy un sinvergüenza para vender cosas en este sentido que no son”.

Para Kiko Matamoros, la situación con sus hijos mayores es "alentadora". Se reencontró con ellos en el hospital cuando fue operado a pesar de su distanciamiento y de múltiples disputas mediáticas, como las que ha tenido con su hijo Diego. Kiko agradeció el gesto de todos y dijo de Diego que, si ambos ponen de su parte, pueden llegar a un entendimiento civilizado.

Comenta esta noticia
Update CMP