23 de septiembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El rockero de Bataclan no escapa de la censura políticamente correcta

Jesse Hughes es miembro de la Asociación Nacional del Rifle.

Jesse Hughes es miembro de la Asociación Nacional del Rifle.

Conservador convencido, amante de las armas, reverendo, fumador de marihuana... Hugues escapó de los kalashnikov yihadistas pero no sabía lo que le esperaba.

"Conozco al Diablo y esta es su canción", fue el grito de Jesse Hughes, del grupo de rock Eagles of Death Metal, que desató el tiroteo de los terroristas en la parisina Sala Bataclan. Los miembros del grupo pudieron escapar sin rasguños escabullándose a través de la tramoya. Muchos de sus fans no tuvieron la misma suerte. Bataclan se convirtió en una carnicería.

Lo que no podía esperar Hughes es que, librándose de la muerte en la sala parisina, le iban a someter a la censura de la corrección política. Los responsables del International Documentary Film Festival de Amsterdam han decidido retirar un documental sobre su vida, The redemption of the devil (La redención del diablo) a causa de las ideas políticas y de los gustos del cantante.

Y es que Hughes, con su mostacho y sus tatuajes, no sólo es un rockero sino también un destacado miembro del movimiento más conservador estadounidense.

El cantante se reconoce como un orgulloso miembro de la Asociación Nacional del Rifle que popularizara en los años 90 el difunto actor Charlton Heston. Al igual que Joe Mantegna, conocido por sus papeles en varios filmes y en Mentes Criminales, Hughes es un destacado partidario de la Segunda Enmienda que garantiza el derecho de los ciudadanos estadounidenses a portar armas. En el documental retirado se le puede ver disparando con un fusil contra una bandera china.

En el filme Hughes describe cómo su vida dio un cambio a principios de la década de 2000. Casado, obeso y con un trabajo que le desmotivaba, la gota que colmó el vaso fue el encontrarse a su mujer en la cama con su mejor amigo. A partir de ahí se adentró en las drogas. El consumo de speed le hizo perder kilos a marchas forzadas. Al mismo tiempo, ese adelgazamiento le elevó la autoestima hasta que en 2004 fundó la banda que tocaba en Bataclan.

Lo cierto es que Hughes no ha ocultado nunca su interés por las armas. En una entrevista a Paris Match tras la masacre relató que antes de entrar en la sala se acercó junto a otras personas a armería cercana donde adquirió una navaja para su colección.

 

Admirador de Ronald Reagan, el rockero expresa en el documental su apoyo a Donald Trump, cuenta cómo trabajo durante un breve tiempo escribiendo discursos para un candidato republicano y se muestra en contra del aborto.

Admirador de Ronald Reagan, el rockero expresa en el documental su apoyo a Donald Trump, cuenta cómo trabajo durante un breve tiempo escribiendo discursos para un candidato republicano y se muestra en contra del aborto.

Al mismo tiempo, Hughes revela que está ordenado reverendo de la Universal Life Church y que ha llegado a casar a gente. El documental le presenta con alzacuellos, lo que no es óbice para que también admita su consumo de marihuana y su interés por recomendar la obra de su pareja, actriz porno.

El festival de Amsterdam ha considerado que ese material no era oportuno en las actuales circunstancias.

Comenta esta noticia