20 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El otro amenazante "sorpasso" que mantiene en guardia a Rajoy y Sánchez

Pablo Iglesias, en un programa de televisión, observa a Otegi durante un mítin

Pablo Iglesias, en un programa de televisión, observa a Otegi durante un mítin

Pese a que las elecciones del 26-J y su incierto resultado todo lo acaparan, este año se van a celebrar otras elecciones decisivas en España. Y los sondeos certifican un peligroso escenario.

Lo vaticinó el último Euskobarómetro que elabora la Universidad del País Vasco. Lo corrobora el último sondeo difundido por la televisión pública vasca (EiTB) y, según ha podido saber ESdiario, lo certifican los sondeos internos con los que cuentan los populares y los socialistas vascos. Las elecciones autonómicas vascas, que se han de celebrar este próximo otoño, apuntan a un escenario inédito con un sorpasso que amenaza con poner la situación política española patas arriba.

Aunque, lógicamente, todas las miradas y los esfuerzos están puestos en las elecciones generales del 26 de junio, en el horizonte hay otra cita con las urnas que, desde hace meses, ocupa también a los estrategas de los grandes partidos. Se trata de las elecciones al Parlamento Vasco que deben celebrarse este otoño. 

Canal directo de comunicación

Y es que el último sondeo difundido este viernes sobre las generales del 26-J en el País Vasco auguran un empate entre PNV y Podemos, y eso que la formación morada no tiene aún candidato, pendiente de la celebración de primarias. Según la encuesta de la televisión vasca, en las generales del mes que viene ganaría del PNV (26.9%) con Podemos pisándole los talones (25,3). Bildu sería la tercera fuerza en el Congreso por delante de PSOE y PP.

Pero la situación es aún más alarmante si se analizan los sondeos relativos a las autonómicas que se convocarán previsiblemente en octubre. En este caso, una alianza entre Podemos y Bildu desalojaría al PNV del Gobierno Vasco. La última encuesta prevé 27 escaños para la lista del lendakari Iñigo Urkullu, 15 para Podemos y otros 15 para Bildu.

En este sentido, en las últimas semanas se ha abierto una línea directa de comunicación entre peneuvistas y populares que, entre otros, tiene como protagonistas a sus respectivos portavoces parlamentarios, Aitor Esteban y Rafael Hernando. El PP es consciente que los diputados del PNV pueden ser decisivos en junio para la investidura de Mariano Rajoy como presidente del Gobierno.

Ahora, tras los sondeos, el PNV sabe que el apoyo de los futuros parlamentarios vascos del PP pueden ser la llave para que Urkullu siga cuatro años más en Ajuria Enea. Y es que como decía el clásico, "la política hace a veces extraños compañeros de cama".

Comenta esta noticia
Update CMP