07 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Saúl Ortiz

    El Coso Rosa

    Repaso con agilidad torera los embistes de diestro y siniestro sin que me tiemble el estoque, con el que me enfrento a los morlacos bravos y a los mansos. Me gustan las tardes de gloria, aunque a veces la vuelta al ruedo sea, más bien, una desvergüenza. Entraré siempre a matar aunque antes me deba persignar.

Alba Carrillo y Feliciano López ya tienen fecha para aclarar su patrimonio

Alba Carrillo y Feliciano López volverán a verse las caras

Alba Carrillo y Feliciano López volverán a verse las caras

Cambios importantes en la vida de Alba Carrillo cuando llegue de su participación en Honduras. Contamos cuál es la fecha en la que volverá a verse con el tenista.

Cuando el amor saltó por los aires, entre Alba Carrillo y Feliciano López solo quedaba odio. Un sentimiento que se fue forjando con el paso del tiempo, con esa necesidad imperiosa del tenista de mostrarse gélido y distante. Alba luchó, lloró y aguantó hasta que su cuerpo dijo basta. Aunque fue él quien tomó la decisión última, lo cierto es que la modelo barruntaba la idea de finiquitar lo suyo cuando volviera a abrazar a la serenidad. Quizás su arraigo a lo tradicional le impidió cometer una brusquedad emocional que, tal vez, la habría alejado del sufrimiento del que, incluso en Honduras, sigue recuperándose. Porque Alba es una mujer frágil que se tambalea ante unas circunstancias complicadas que le ahogan. 

Pero sus frentes abiertos pueden empezar a cerrarse. Uno detrás de otro. Con calma. El próximo 18 de enero de 2018 se celebrará la vista entre Alba y Feliciano para dirimir los asuntos relacionados con el reparto de los bienes gananciales. El conflicto que la abogada Teresa Bueyes gestiona con ahínco para demostrar que, como ya se ha explicado, Alba firmó una liquidación sin entender lo que hacía. Una situación que, por su parte, Feliciano ha desmentido a través de periodistas afines. A buen seguro que la documentación aportada por Bueyes resultará suficiente para demostrar que, tras las pretensiones de la maniquí, solo se encuentra la verdad. 

Me gusta comprobar como Lucía Pariente, la madre, ha conseguido encarrilarse. Empieza a mostrar otro talante, más comprensivo y comedido. Noto un cambio drástico en ella que me seduce y me convence. No tiene mal fondo y se percibe desde sus ojos casi cristalinos. Tal vez necesitaba darse de bruces contra sus arranques tardíos y exagerados para entender que algo estaba pasando. Estoy convencido que, después de la llegada de Alba a España, su relación se tornará afable y respetuosa. Necesitarán una conversación para instaurar las nuevas bases de su próxima vida. Seguro que logran esa armonía familiar que anhelan. Lucía está dispuesta a ser menos invasiva y más complaciente. Mucho ánimo. 

Comenta esta noticia
Update CMP