La ciudad no es para mí. Enfiteusis inversa

Negociadores del pacto ERC -PSOE

Negociadores del pacto ERC -PSOE

Un asesino, etarra confeso, condenado y excarcelado sin arrepentimiento es invitado, por la rectora de la universidad del País Vasco a extender su ignominia entre los jóvenes estudiantes.

Sostiene el profesor Gil Olcina, junto a otros expertos en la materia, que esta antigua forma de acceso productivo a la posesión de la tierra, denominada con el elegante término de etimología griega, está en la base del particular desarrollo y riqueza de buena parte del Mediterráneo español. Sin distinguir precisamente entre tierras del norte o del sur, aunque como es habitual la enfiteusis valenciana tuvo sus peculiaridades desde el medievo.

Cabe decir que, en esencia, aquellos activos villanos, o incluso siervos de la gleba, dispuestos a acceder de ese modo a un mejor nivel de vida mientras contribuían a la creación de riqueza, fueron pioneros de nuestros famosos emprendedores. También, en cierta medida, precursores de la ordenación del territorio.

Corren tiempos contrarios, en los que el territorio se descompone por olvido en sus puntos más vulnerables en favor del modelo urbano. Y una legión de políticos, cohortes de asesores y asistentes, empresas de servicios y otros círculos de influencia menor, se afanan en alargar soluciones -tal vez ya imposibles- como fórmula de pura supervivencia. Son los nuevos vividores.

Han adornado con ideales prestados, con consignas de manual, una efectiva coartada funcional. Se cobijan en siglas históricas o de reciente e imaginativa creación. Generan encuentros, viajes, comisiones, delegaciones, representaciones de los que surgen nuevas representaciones, delegaciones, comisiones, viajes y encuentros. Un círculo vicioso vestido de virtuosismo oral o gestual para promoción de su protagonista ocasional. Obsesionados con el lecho de Procusto han acabado haciendo de la realidad un guiñapo.

Doy por hecho el Gobierno “del abrazo” y es de suponer que los veremos a la greña -nunca mejor dicho- como en el Botánico 2.

A la cortesía del PSOE de reunirse en Barcelona con Rufián, han ido añadiendo la “solución política” del “conflicto político” y, más tarde, la “seguridad jurídica” para no citar a la madre del cordero, o ciscándose en ella a la vez.

Narcisismo, nula empatía, abandono de la verdad y afán desmedido, más las conductas que de ello se derivan, son rasgos propios de psicopatía para principiantes en su estudio. Observarlos en quien se prepara para gobernar España pone los pelos de punta.

Observarlos en quienes ya ejercen la gobernabilidad en la Comunidad Valenciana, sirve como ensayo, certeza y previsión al mismo tiempo. Doy por hecho el Gobierno “del abrazo” y es de suponer que los veremos a la greña -nunca mejor dicho- como en el Botánico 2.

Un asesino, etarra confeso, condenado y excarcelado sin arrepentimiento alguno es invitado, en nombre de la libertad de expresión, por la rectora de la universidad del País Vasco a extender su ignominia entre los jóvenes estudiantes. ¡Qué asco tan profundo! Y qué asco de rectora.

Al oprobio territorial ha seguido el de la dignidad humana. Porque estos protagonistas de la enfiteusis inversa, estos vividores insaciables no tienen límite en alimentar su ego y su bolsillo. A nuestra costa, claro está.

 

Comenta esta noticia
Update CMP