21 de septiembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Calvo arremete contra Iglesias por haber enseñado las vergüenzas de Sánchez

Carmen Calvo este martes en el Congreso.

Carmen Calvo este martes en el Congreso.

La vicepresidente ha salido este martes a contrarrestar el relato de la negociación que el líder de Unidas Podemos hizo horas antes en el Congreso, tras varias horas de silencio socialista.

El tiempo apremia y Unidas Podemos sigue en sus trece: no dará otro paso atrás en la negociación con el PSOE después de haber dado el fundamental: la renuncia de Pablo Iglesias a entrar en el Gobierno. 

Este martes a última hora de la mañana o primera de la tarde se producirá una votación que Pedro Sánchez debería ganar por mayoría absoluta y no lo hará. Todo quedará en suspense para el jueves hasta ver si consigue una mayoría simple. Tiempo hay, pero que haya ganas reales de llegar a un acuerdo no está tan claro. 

Y, mientras en el hemiciclo intervenía el portavoz del PNV, Aitor Esteban, que no entorpecerá la investidura del candidato socialista en lo que a los nacionalistas vascos respecta, Carmen Calvo salió como una flecha al patio del Congreso a contrarrestar el relato pormenorizado que este lunes hizo Iglesias sobre la negociación con el socialista, cuando le sacó las vergüenzas. 

Ello en contraste con lo ocurrido el lunes, porque al término de la primera sesión nadie en el PSOE quiso hacer un comentario al respecto.

 

La vicepresidenta contó que el domingo por la noche presentaron la última oferta a Unidas Podemos, y que su respuesta fue "volver a empezar", regresar al punto de la negociación de dos días antes. Minutos antes del inicio del discurso de Sánchez, ella misma contactó con Pablo Echenique y su respuesta fue "no". 

Calvo, no obstante, no quiso desvelar esa última oferta que aún está sobre la mesa y que tanto enfadó a Iglesias. "No voy a hacer lo que no nos gusta que nos hagan", se excusó. Lo más que hizo fue reconocer implícitamente que aceptaron la entrada de Irene Montero en un rango "importante". Una Vicepresidencia.

La número dos de Sánchez en el Ejecutivo, que ha tomado en mano las conversaciones con Unidas Podemos en este último tramo, cargó contra Iglesias por el tono de su discurso, que según ella coloca las cosas en una "posición complicada".

"El PSOE no tiene políticas decorativas nunca", replicó, después de que el líder morado acusara a Sánchez de ofrecerles, únicamente, puestos vacíos de competencias. "Hemos puesto en lo alto de la mesa políticas muy importantes en áreas muy atractivas en políticas sociales. No hemos puesto piezas menores", insistió. 

Calvo, no obstante, reiteró su disposición al diálogo: "Seguimos dispuestos a hablar (...). No vamos a abandonar esa mesa nunca hasta el minuto antes. Negociar es que no haya ni vencedores ni vencidos", concluyó.

Comenta esta noticia
Update CMP