26 de marzo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez tiembla ante la gran auditoría que el Gobierno de Moreno le hará a Díaz

El duro escrutinio al que será sometida la Junta puede dejar a la luz lo más crudo de la mastodóntica red clientelar tras años de gestión socialista y Ferraz busca cómo hacer un cortafuegos.

La trama de "chiringuitos" públic0s y las malas prácticas de la gestión socialista en Andalucía que pueden quedar a la luz con la gran auditoría que ha prometido Juanma Moreno nada más hacerse cargo del "Gobierno del cambio", trae de cabeza a Ferraz.

Así las cosas, desde el núcleo duro de Pedro Sánchez se está comenzando a diseñar un cortafuegos, empezando por negar, de manera preventiva, cualquier vinculo con la etapa en que la saliente Susana Díaz ha ocupado el Palacio de San Telmo, según la información del corresponsal politico de la COPE, Ricardo Rodríguez.

La misma federación andaluza ha disfrutadode autonomía absoluta. El sanchismo, de hecho, ha carecido de espacio alguno. Circunstancia que, precisamente, aspira a resolver la sede de la calle Ferraz con la renovación del PSOE-A, prosigue en su análisis Rodríguez.

Ello no quita para que, entre los más cercanos a Sánchez, se haya percibido inquietud por ese anuncio de “levantar las alfombras” y, ante todo, por ignorar lo que pueda aparecer en los cajones de la Junta. Se insiste, no obstante, en que nada de lo que pueda surgir “afectaría en modo alguno al PSOE”.

 

El escenario no sería cómodo de manejar pero la Ejecutiva Federal, en ningún caso, cargaría con ese baldón que puede poner sordina a los planes del Gabinete de Sánchez. “A ver qué pasa en el PSOE-A”, sentencian para desligarse cualquier futura responsabilidad.

En Ferraz tienen claro que, a pesar de su atrincheramiento, como jefa de la Oposición, Susana Díaz ya es pasado en Madrid. Las hostilidades siguen abiertas.

 

Comenta esta noticia
Update CMP