21 de abril de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Sánchez no prohíbe un debate electoral en la cárcel de los presos separatistas

Aunque el PSOE ya ha avanzado que no participará, Prisiones ha dejado en manos de la Junta Electoral la petición de JxCAT para celebrar el acto político en la cárcel de Soto del Real.

El Gobierno de Pedro Sánchez no va a mover un dedo para evitar que el independentismo se salga con la suya de organizar un debate electoral en la cárcel. En lugar de oponerse, dejará en manos de la Junta Electoral Central (JEC) la decisión de dejar o no que se celebre el evento, aunque la ministra y candidata del PSC por Barcelona a las elecciones generales, Meritxell Batet, ya se ha apresurado a anunciar que no participará en el mismo si es que se le da luz verde.

De este modo, la Secretaría General de Instituciones Penitencias esperará a que la JEC se pronuncie sobre la petición para celebrar un debate electoral dentro de la cárcel madrileña de Soto del Real que ha solicitado por escrito Jordi Sànchez, candidato de JxCat en las elecciones generales del 28 de abril y uno de los políticos presos por su papel como presidente de la Asamblea Nacional de Cataluña (ANC) durante el 'procés'.

El organismo dependiente del Ministerio del Interior sí está estudiando ya la petición de ERC para celebrar "actos políticos" -no especifica la formación que se refiera a debates electorales- en las prisiones de Soto del Real y Alcalá-Meco, donde se encuentran internos los líderes del 'procés' juzgados en el Tribunal Supremo.

En el caso de ERC, el escrito fue remitido a la atención del secretario general de Instituciones Penitenciarias, Ángel Luis Ortiz, mientras que Jordi Sànchez lo que ha hecho es dar cuenta al organismo de Interior de la carta que ha enviado a la Junta Electoral Central.

El expresidente de la ANC ha remitido a su vez otras cartas para que debatan con él en Soto del Real el candidato de ERC, Oriol Junqueras -también en prisión provisional-; el de los comuns, Jaume Asens; la candidata del PSC, Meritxell Batet; la popular Cayetana Álvarez de Toledo; la candidata de Cs, Inés Arrimadas; y el candidato de Front Republicà, Albano-Dante Fachin.

Sin precedentes de debates en prisión

Desde Prisiones se subraya la diferencia entre ambas solicitudes. En el caso de "actos políticos", como pide ERC, existen precedentes con permisos concedidos por parte de la Administración para que los partidos políticos puedan hacer campaña dentro de las cárceles, aunque con límites como que no acceda la prensa ni se altere la seguridad o funcionalidad dentro de prisión.

Se remiten al caso, que expone en su escrito ERC, de Adelante Andalucía. La coalición de IU y Podemos ofreció tres mítines durante la campaña de las últimas elecciones andaluzas dentro de las prisiones, previa autorización de Instituciones Penitenciarias. Por el contrario, las citadas fuentes penitenciarias no tienen constancia de la celebración de debates electorales al uso dentro de las prisiones.

La Orden de Servicio 6/2018 sobre campañas electorales, que ha consultado Europa Press, regula el derecho a sufragio a través del voto por correo para todos los internos, salvo los que estén privados de dicho derecho por sentencia. La abstención suele ser la tónica general de la población reclusa en las diferentes citas electorales.

En la ley penitenciaria no se establece ninguna prohibición expresa para la realización de los actos de campaña, pero precisa: "más allá de las que afecten a las cuestiones de seguridad interior".

La citada Orden de Servicio con fecha de 26 de noviembre de 2018 recoge una serie de exigencias relacionadas con la seguridad interna como que el acto político no altere las actividades  del centro, que dure "en torno a 60 minutos" o que se solicite "al menos con cinco días de antelación" a su celebración.

 

Comenta esta noticia
Update CMP