La austeridad y el mestizaje

Negociadores para el Botànic II

Negociadores para el Botànic II

¿Es compatible la austeridad que proclama Unides Podem en Les Corts con el aumento de estructuras en el Consell que exige para el Botànic II?

La investidura de Ximo Puig está fijada para el día 12. Y todo el mundo parece querer conocer los 'quién' antes de que ese día, en movimiento de última hora, bien Puig, bien Mónica Oltra (como pasó con la que iba a ser consellera de Educación en 2015, que se quedó esperando junto al Palau una llamada que nunca llegó). A estas horas está todo por decir. Los cronistas de 'palacio', que no palaciegos, sacan cuentas: los 9+1 consellers de Alberto Fabra, o los 9+1 del Botànic I, van a ser 12, 14 o 15 en el Botànic II. Y todo el mundo escribe que la ampliación es para dar satisfacción a los 7 componentes del nuevo Consell (PSPV, Bloc, Iniciativa, Gent de Compromís, Els Verds, Podem y EU), no porque así se mejore nada de la acción de gobierno. Más consellers, con más vicepresidencias, supone más gasto. Veremos cómo lo 'venden'.

De momento llama la atención que quien quiere ampliar el número de vicepresidencias y de consellerías (y seguramente de direcciones generales y de asesores) sea quien ha conseguido bajar de 15 a 11 el número de integrantes de las comisiones de Les Corts. Y quien se queja del gasto de hacer la toma de posesión de Ximo Puig en domingo. Y quien renuncia a parte de los sueldos y a las tarjetas de autopista y seguros de vida de sus diputados autonómicos, así como a chóferes y coches para su secretaria de mesa y síndic, que son de Castellón y Alicante respectivamente. Todo ello, seguramente chocolates del loro frente al aumento de la estructura del Consell que se baraja, y que ya ha empezado a provocar reacciones adversas en las redes sociales. Más, cuanto la 'ampliación' la promueve Unidas Podemos y la ve con buenos ojos el resto de la izquierda parlamentaria.

Tuit de la ex-directora general de relaciones con los medios de la Generalitat

Las cuentas se entienden mejor si repasamos la aritmética parlamentaria de abajo a arriba. Ahora hay 9 consellerías y un presidente, total 10. Como en el último gobierno del PP. UP quiere entrar. Y qué menos que con 1 cartera para Unidas y otra para Podemos, total, 2. Como Compromís no quiere bajar de sus 5 actuales para no parecer la gran derrotada del 28A, ya tendríamos 7.

Y como el PSPV ha aumentado su ventaja respecto a Compromís desde 2015, pues sus actuales 5 las quiere convertir en al menos tantas como la suma de los otros socios, es decir, 7 más. Ya van 14. Que pueden ser 15 si los socialistas se empeñan en tener un voto más en el Consell que la suma de UP y Compromís para en caso de lío (que no se descarta en esta legislatura) no necesitar del voto de calidad del president para desempatar. Por ejemplo, para convocar otra vez elecciones anticipadamente.

Puestos a pedir, UP quiere una vicepresidencia que sumar a la de Mónica Oltra, lo que mueve al PSPV a pensar en tener tres consellerías con ese rango, lo que diluiría todavía más el papel de la líder de Compromís por muy portavoz del gobierno valenciano que vaya a seguir siendo.

Tuit del secretario autonómico de empleo tirando de ironía

Estos cálculos se pueden ver también afectados por las cuitas internas en cada pata del Botànic. Por ejemplo: si UP se queda dos carteras, ¿será 1 para EU y otra para Podemos? Los morados parece que no quieren que no se note que ellos han puesto más. Si Compromís se queda 5, serán 2 para el Bloc, 2 para Iniciativa, ¿y la quinta para Els Verds?

Y luego está lo del mestizaje. En cada consellería hasta ahora había gente de PSPV y de Compromís que se vigilaban y contrapesaban. ¿Ese equilibrio se va a tener que modificar incluyendo gente de UP, o de Unidas, o de Podemos, y en qué proporción? ¿Se crearán para ello nuevos cargos por debajo de los consellers, más secretarías autonómicas o direcciones generales? ¿Complicará aún más la gobernabilidad esa estructura? ¿A cuántos políticos va a 'rescatar' el Botànic II?

 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP