26 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El Atleti se complica su futuro europeo al no poder derrotar al Lokomotiv (0-0)

Al igual que pasó en Moscú, el Atleti fue incapaz de ganar al Lokomotiv pese a ser claramente superior en un primer tiempo con ocasiones y un segundo con gol anulado a Koke.

El Atlético se complica su futuro en la Liga de Campeones después de ser incapaz de derrotar al Lokomotiv, pese a dominar por completó un encuentro que concluyó con el mismo marcador con el que se inició. 

Simeone sacó todo lo que las bajas le dejaron. Repitió el once de la victoria del sábado frente al Barcelona, salvo el cambio de Lodi por Hermoso, que curiosamente, deshizo en la segunda parte. Y se notó que, físicamente, al equipo no le dio para atacar en la segunda parte, después de haberse cansado de hacerlo en una buena primera parte. 

El Atleti se presentó al choque europeo sin delantero centro, con Luis Suárez en Uruguay con COVID y con Diego Costa, con una extraña trombosis. Y con Koke y Saúl repitiendo en la manija, con las bajas de Torreira, Herrera y Kondogbia. Y pasó lo que nadie quería que pasara y, sin embargo, pasó. 

El primer cuarto de hora fue un festival rojiblanco, una prolongación de ese estado de felicidad que parecía instalado en el Metropolitano. Hubo ocasiones de todos los colores, hasta cuatro que bien podrían haber acabado en gol, pero desde muy pronto se vio que no era la noche para tenerla tranquila. Joao Félix, en menor nivel que en otros partidos, no se cansaba de intentarlo; tampoco Correa y mucho menos Carrasco, que volvió a ser de los más destacados del equipo rojiblanco. 

Del Lokomotiv, casi ninguna noticia, porque en esta primera parte los rusos apenas sobrepasaron el medio del campo y Oblak fue un espectador privilegiado en este tiempo inicial, y mejor dicho, en todo el encuentro. 

En la segunda parte, el Atleti se cansó de atacar. No porque el equipo no quisiera, sino simplemente porque es desesperante intentarlo constantemente sin ningún fruto ofensivo. El dominio continuó siendo avasallador, pero las oportunidades no fueron tan claras. Hubo un espejismo, pero el VAR despertó del sueño al equipo de Simeone. 

Fue en el minuto 70, cuando Koke mandó a gol un rechace del portero del Lokomotiv después de un buen disparo de Carrasco. El árbitro dio el tanto por válido, pero las cámaras demostraron que el centrocampista colchonero estaba unos centímetros en fuera de juego. Toda la alegría en un pozo. 

Simeone lo intentó con los cambios, pero es que lo que había en el banquillo no daba ninguna esperanza para el Atlético. Y así concluyó el encuentro. Dos partidos claramente dominados ante el Lokomotiv de Moscú y un tristísimo balance: dos puntos en total.

Hace tres años, ocurrió lo mismo con el Qarabaj y el Atleti acabó ganando la Europa League. La diferencia de esta Champions es que el Bayern de Munich domina por completo el grupo y el Atleti, pese a todo, sigue siendo segundo. El intocable equipo bávaro será el próximo martes visitante del Metropolitano, aunque parece que el Atleti se jugará el pase dentro de dos semanas en el campo del peligroso Salzburgo.   

Comenta esta noticia
Update CMP