18 de noviembre de 2017 | DIRECTOR ANTONIO MartÍN BEAUMONT

Utilizan y se aprovechan del hermano de Isabel Pantoja en su peor momento

El hermano de Pantoja, utilizado

El hermano de Pantoja, utilizado

Bernardo ha vuelto a la actualidad y de qué manera. La amputación de un pie que sufrió hace unas semanas ha desatado una catarata de noticias. Algunos quieren hacer caja a su costa.

Bernardo Pantoja está en un momento de su vida complicado. Hace algunas semanas, le amputaron un pie debido a la diabetes que padece. No se ha cuidado como debería y se han cumplido los peores presagios. Ya ha recibido el alta y está en casa junto a su compañera sentimental desde hace años, Yunko, la bailaora japonesa con quien mantiene una relación de ida y vuelta. Por cierto, que siente pasión por su cuñada Isabel. Siempre que tiene ocasión, le dedica palabras bonitas. La quiere mucho, y eso que no se frecuentan.

Si hasta ahora era habitual ver a Bernardo haciendo vida por el barrio sevillano donde vive, las cosas han cambiado. Tras la amputación, su movilidad se ha visto seriamente afectada. A esto hay que unir su estilo de vida. Hace años que no se le conoce trabajo fijo. Según parece, va tirando de lo que saca Yunko cosiendo y también de lo que su hermana Isabel le da. Las cosas entre ellos no están bien. Ocurrieron ciertos episodios en el pasado que hicieron que la tonadillera decidiera prescindir de sus servicios. Al parecer, trapicheos que causaron más de un dolor de cabeza a la artista. Sin embargo, no hay que olvidar que Bernardo no ha vuelto a ser el mismo desde que sufrió una grave meningitis que a punto estuvo de llevárselo al otro barrio. Fue un milagro que se recuperara pero lo consiguió. Eso sí, arrastra secuelas que bien podrían explicar algunos de sus comportamientos, como el hecho de que se descuide hasta el punto de que haya que amputarle el pie, o que se dejara grabar estando completamente ebrio previo acuerdo de pago económico.

Ciertamente, en estos momentos, Bernardo no está para nada. Por tanto, es claro y diáfano que alguien lo ha manejado a su antojo para que concediera una entrevista en televisión hablando de su familia. La verdad es que ofertas de estas ha tenido muchas y siempre las ha rechazado. Es innegable que la entente con sus hermanos y su madre no es buena pero no es menos cierto que sería incapaz de hacerles daño a base de confesiones que harían saltar Cantora por los aires llevándose a todos sus habitantes por delante, incluido Bernardo.

Según quienes conocen bien el día a día del padre de Anabel, no es cierto que no tenga acceso al ascensor que hay en el edificio donde vive. Sin duda, una milonga que se sacó de la manga una de las personas encargadas de convencerle para que se sentara en televisión. Se habla de que eran dos los interesados en que concediera la entrevista. No está bien intentar aprovecharse de una persona que hace años está tocada y ahora a punto de hundirse por sus actuales circunstancias.

Vídeos relacionados
Comenta esta noticia