24 de julio de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Lastra incendia el PSOE de Madrid menospreciando al rival de Pepu con este feo

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, este lunes en Ferraz.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, este lunes en Ferraz.

El "sanchismo" que se harto de reclamar neutralidad a la Gestora durante la batalla entre Sánchez y Susana, entierra el espíritu de las primarias sin rubor para evitar un sofoco a Moncloa.



Al sanchismo, que hizo de su razón de ser a la militancia y a la absoluta neutralidad de la dirección del PSOE en la lucha de las primarias, allí donde se celebren, el catecismo de Ferraz se le ha traspapelado.

Lo sabe desde este mismo martes, el aspirante a ser candidato del PSM a la Alcaldía de Madrid, Manuel de la Rocha. ¿Su pecado?: Haberse atrevido a competir por el fichaje a dedo de Pedro Sánchez, el exseleccionador de baloncesto, Pepu Hernández.

Pepu cuenta ya con  el apoyo expreso y público de Sánchez, que el arropó en su presentación como candidato, por el momento, a las primarias. Y en pro de la cacareada neutralidad que siempre abanderó Ferraz, De la Rocha había reclamado para sí un gesto similar del presidente del Gobierno. Pero no lo habrá.

La vicesecretaria general del PSOE, Adriana Lastra, ha rechazado esa petición formulada por el precandidato socialista, desatando a la vez una nueva oleada de indignación en el siempre convulso socialismo madrileño. La explicación de Lastra ante los periodistas, toda una puñalada al candidato no oficial.

"El apoyo de esta dirección es para Pepu porque entendemos que es la persona que puede sacar mejor resultado en Madrid teniendo todo el respeto, cariño y admiración por grandes compañeros como De la Rocha, al que apreciamos", ha contestado Lastra en rueda de prensa en la sede del partido en Ferraz.

Sánchez acudió hace dos domingos a presentar la candidatura de Hernández en un acto en el Teatro La Latina de Madrid. A las primarias tienen intención también de presentarse el concejal Chema Dávila y la sexóloga Marlis González. Pero solo Pepu cuenta con el cariño del secretario general del PSOE.

Pese al feo orgánico de Lastra, De la Rocha -que fue alcalde de Fuenlabrada, consejero de Educación con el gobierno de Joaquín Leguina y diputado autonómico y nacional-, ha invitado por carta a Sánchez, a su presentación oficial como precandidato, una 'carrera' en la que no descarta "conjuntar fuerzas" con el edil Chema Dávila en una segunda vuelta.

Ante los medios de comunicación en un encuentro en un despacho de abogados de la Gran Vía madrileña, De la Rocha ha asegurado que tiene el "máximo respeto" a sus contrincantes "sean o no militantes". Sin embargo, pese a que "cualquiera de ellos puede ser candidato", De la Rocha se considera "mejor candidato que ellos".

 

Comenta esta noticia
Update CMP