Los detalles de la semana más movida del Levante UD

Raphael Dwamena

Raphael Dwamena

A la venta récord de Jefferson Lerma a la Premier le siguieron las incorporaciones de Dwamena, Moses Simon y Vukcevic. Todo ello en una semana frenética en los despachos de Orriols.

Los detalles de la semana más movida del Levante UD  

A la venta récord de Jefferson Lerma a la Premier le siguieron las incorporaciones de Moses Simon, Dwamena y Vukcevic. Todo ello en una semana frenética en los despachos de Orriols, y sobre la cual a continuación metemos el bisturí. 

Quico Catalán supo en todo momento cómo hacer gala de la postura de fuerza que la reciente renovación de Lerma le confería - fundamentalmente debido a su cláusula de 60 millones - ante el club comprador - AFC Bournemouth -.  

Y no únicamente lo hizo con la pretensión de sacar la tajada que él mismo desde el primer momento consideró como mínimo exigible por la marcha del internacional colombiano - 30 millones -, sino también contemplando un escenario en el que el propio club británico y el de propiedad del atacante ghanés Raphael Dwamena - FC Zürich - pudieran atemperar sus voluntades económicas, algo que podían realizar de forma consensuada al compartir ambos patrimonio accionarial. 

Y así fue como Raphael Dwamena (Nkawkaw - Ghana -, 1995) se convirtió, aunque sólo fuera por unas horas, en la adquisición más cara de la historia del Levante UD. 

 Se trata de un delantero en franca progresión, como así lo demuestran sus 13 dianas y 12 pases de gol durante el pasado campeonato helvético. Si bien, a tenor de su evolución, existe la expectativa de que llegue a ser un destacado goleador, a día de hoy se caracteriza más por su generosidad con el compañero y su permanente voluntad de asociarse; al igual que por su zancada y velocidad en espacios no excesivamente reducidos.  

Su evolución tal vez pueda llevarle a partir desde el flanco izquierdo del ataque, ya que acostumbra a trazar diagonales para disparar cada vez con más éxito. La inversión de algo más de seis millones de euros habla bien a las claras de las esperanzas que sobre él hay depositadas. 

 

Moses Simon y Nikola Vukcevic, no era el momento de escatimar: 

Sin embargo, de forma cronológica se realizó en el seno de la entidad granota una incorporación ligeramente más tempranera a la anteriormente citada. Por lo que los casi cinco “kilos” invertidos en la contratación de Moses Simon ( Jos – Nigeria -, 1995) llegaron a figurar bajo el epígrafe de compra récord levantinista.  

Dentro del despliegue ofensivo del extremo nigeriano, destacan la velocidad que se desprende de su menuda figura; así como la capacidad de jugar por ambos costados y encarar partiendo desde cada uno de ellos, dada su condición de ambidiestro.  

El gol, hasta la fecha, no se ha revelado como una de sus principales virtudes, si bien durante el primer tramo de la pasada campaña en la competición belga – ha militado las tres últimas campañas en las filas del KRC Gent - venía pulverizando todos sus anteriores registros goleadores. Circunstancia esta última que, incluso, le comenzó a propiciar el hecho de ganarse un sitio en las convocatorias de las “águilas verdes” nigerianas, aunque una inoportuna lesión acabó por dejarle fuera tanto de las postreras jornadas del campeonato belga como de un Mundial de Rusia para el que hubiera podido contar. 

 

Para terminar con este periodo inversor que la magnífica operación en torno a Jefferson Lerma ha traído consigo, nos queda hablar del mediocentro montenegrino – precisamente bajo la premisa de afrontar la ímproba tarea de intentar hacer olvidar al cafetero – Nikola Vukcevic (Podgorica - Montenegro -, 1991). La para el club granota cifra récord de nueve millones de euros ha supuesto que, en las últimas horas, dicho ránking haya vuelto a sufrir una variación más. 

Hablar de Nikola es hacerlo de un genuino representante de la reciente hornada de medios defensivos balcánicos, los cuales destacan por una gran presencia física - está próximo al 1.90 - que les permite abarcar la práctica totalidad de la parcela ancha; así como, al mismo tiempo, destacar por el dominio del juego aéreo. 

No obstante, a las cualidades anteriores, Vukcevic añade su buen manejo del esférico a la hora de realizar la conducción, a la vez que buenas aptitudes para efectuar pases verticales y/o de riesgo. Y todo ello en un jugador mucho más experimentado que cualquiera de las otras dos adquisiciones comentadas con anterioridad, puesto que el propio Nikola Vukcevic ha tenido el honor de ser partícipe de la mejor época de su club de procedencia, el Sporting de Braga portugués, con título de copa de su país y presencias en Champions y Europa League incluidas. 

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP