06 de julio de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gozo de Jorge Javier en un pozo: una espantada inesperada le pifia el negocio

Se las prometía muy felices después de pasarse toda la semana calentando el ambiente y generando expectativas. Pero había una fuga y un ataque de nervios en directo con los que no contaba.

Llevaba Telecinco toda la semana calentando la Gala de Gran Hermano de este jueves con el anuncio bomba de la edición, llamado a levantar de una vez por todas las audiencias que no terminan de cuajar en la primera temporada a cargo de Jorge Javier Vázquez y sin Mercedes Milá. A saber, los expulsados de las primeras ediciones del veterano reality entrarían en la casa para convivir con los expulsados de esta edición. La cosa tenía su miga, porque hay personajes del universo gran hermano de lo más polémico que amenazaban con volver al concurso.

Con María José Galera, Amor y Maite Galdeano como exconcursantes de postín (ni rastro de Aída Nizar), Jorge Javier se quedó con las ganas de ver el experimento triunfar porque el primer expulsado de GH17, que fue Pablo, sufrió un ataque de ansiedad y de nervios de tal calibre que pegó la espantada inesperada y abandonó el programa. Su gozo en un pozo.

Lo que menos podía esperar el "gofrero Pablo" tras ser expulsados es que al otro lado iba a encontrar el Contraclub, un nuevo hogar con nuevas compañeras: Amor, Maite Galdeano y Mª José Galera. Atónito, el concursante intentó afrontar una situación que le superó y, presa de los nervios, decidió abandonar el reality. Eso sí, Pablo está feliz: “Esta es mi casa, este es mi plató, esto es Gran Hermano, este soy yo y he salido, pero orgulloso de ello”.

No fue el único bombazo de la noche porque Gran Hermano llevaba amenazando unos días con que tenía bajo vigilancia al polémico Álvaro por sus comentarios machistas y a favor de la violencia con los animales pero esperó a la noche de Gala para expulsarle de manera disciplinaria en vivo y en directo. Los comentarios de Álvaro “no tienen justificación”, anunció Jorge Javier nada más comenzar la gala de Gran Hermano e, inmediatamente, el Súper comunicó al concursante que estaba expulsado. Atónito, Álvaro pidió perdón y, tras escuchar lo que él mismo había dicho en plató, aseguró que duerme bien porque tiene la conciencia “muy tranquila”, que habla “sin maldad” y que nunca ha querido hacer daño a nadie. Sus compañeros no daban crédito al recibir la noticia.

Con estas trazas, Telecinco dominó la noche cómodamente con un 19.2% para la Gala de Gran Hermano y Águila Roja se puso en segundo lugar para La Uno con un 14.6%. Mientras tanto, La Sexta se hizo con el bronce gracias a Pesadilla en la cocina y datos de 11.1% y 15.2% en lo que la película Wanted le daba a Antena 3 un 11%. Por su parte, Cuatro registró cifras de 6% para CSI Las Vegas y de 5.8% para CSI Cyber.

 

 

 

 

Comenta esta noticia