14 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El estupor crece en Podemos: ¿Dónde está Iglesias mientras Sánchez posturea?

A la hiperactividad que Iván Redondo ha preparado para el líder del PSOE, se contrapone la desaparición total de la cúpula de los morados. Para desconcierto de los suyos.

El reloj hacia la repetición de las elecciones avanza inexorable, mientras Pedro Sánchez se limita a posturear ante los medios de comunicación en una estrategia diseñada por Iván Redondo para hacer creer a los españoles que “hay alguien al pie del cañón”. Tan al pie del canón como para mandar este miércoles su última andadana a Iglesias: "La desconfianza es recíproca".

Y, mientras, en Podemos se extiende el desconcierto y el estupor, según ha podido comprobar ESdiario de fuentes de varias baronías moradas. Otras fuentes, más oficiales, justifican así la desaparición del líder: "esta es una fase mucho más discreta".

Recién convertido en padre por tercera vez, en un pleno agosto habilitado para reconducir las negociaciones, Pablo Iglesias se ha quitado de enmedio. Literalmente. Para sorpresa de algunos de los dirigentes de su partido que confiaban en un acercamiento discreto de sus negociadores con el PSOE.

“Es una buena pregunta para el presidente”, contestó este martes lacónicamente la portavoz, Isabel Celaá, cuando le preguntaron si había contactos entre socialistas y morados.

De momento, tanto Iglesias como Montero (que se recupera de su tercer parto), como Pablo Echenique se han puesto en off. Este último, limita sus presencias a Twitter.

Una actitud que algunos barones de Podemos no entienden, sobre todo ante la sobreactuación de Sánchez, que estos dirigentes creen que va destinada unicamente a desgastar a Iglesias, para que ceda una investidura “gratis total”. El nuevo conejo de la chistera de la factoría Moncloa, ese pacto “a la portuguesa”.

Por si fuera poco, ha llamado la atención que la primera respuesta oficial a la comparecencia de Sánchez tras ver al Rey este miércoles haya sido la del secretario de Comunicación de Podemos, Juanma del Olmo.

 

La agenda frenética de Sánchez: ecologistas el lunes; la España vaciada el martes; el Rey el miércoles; los sindicatos y la CEOE, en espera...

 

En Equo, socio de los morados, no ha gustada nada que Podemos no haya contraprogramado la cita del líder del PSOE con asociaciones ecologistas. Son las mismas que aplaudían la posible entrada en el nuevo gobierno de Juantxo López de Uralde, el líder y diputado de los verdes españoles.

Estos dirigentes “estupefactos”, se lamentan de que su jefe “haya dejado todo el campo libre” a Sánchez, que más que inmerso en una nueva ronda para su investidura parece embarcado en la elaboración del programa electoral de la repetición electoral del 10-N. “Esta lanzando el mensaje más nítido para el electorado de izquierdas: por mí, por no intentarlo, no ha sido”, dice un dirigente de Podemos en el País Vasco.

Sánchez, además, comienza a tocar el poder autonómico, los últimos sus líderes en Asturias, Aragón y Navarra, Adrián Barbón, Javier Lambán y María Chivite. Es decir, que el PSOE está sabiendo captar a conciencia la escasa atención mediática de esta España en vacaciones.  Y, el colofón, este miércoles, con la foto del pedigrí presidencial de Sánchez en su audiencia con el Rey en Marivent.

¿Quiere realmente Iglesias retomar el diálogo para evitar la nueva cita con las urnas? Es la pregunta que muchos se hacen en Podemos. Por eso, se preguntan a continuación: ¿Dónde está Pablo mientras Sánchez posturea y posturea? por cierto, a Sánchez aún le queda una foto de postín. Está invitado a la cumbre del G-7 que se celebrará en Biarritz el próximo día 24.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP