02 de junio de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El gesto de Doña Letizia y Macron en París que no tuvieron ni Brigitte ni el Rey

Los Macron y los Reyes de España, en París.

Los Macron y los Reyes de España, en París.

Los Monarcas de España han suspendido su agenda patria por coronavirus pero han viajado al país vecino y su presencia no ha pasado desapercibida ni para franceses ni para españoles.

En mitad de la alerta mundial por el contagio del coronavirus, los Reyes Felipe y Letizia llegaron a París en el marco del viaje de Estado que tenían programado, a pesar de que han cancelado parcialmente su agenda oficial.

Don Felipe y Doña Letizia celebraron un almuerzo con Emmanuel y Brigitte Macron, antes de sumarse al homenaje de la jornada europea de víctimas del terrorismo que se celebra cada 11 de marzo después de la tragedia que sucedió en Madrid hace ya 16 años.

Tras su paso por el Palacio del Elíseo, donde los Reyes disfrutaron de un almuerzo con el matrimonio Macron, se trasladaron hasta la plaza de Trocadero, donde tuvieron lugar los actos como homenaje organizados por Comisión Europea en recuerdo a las víctimas del terrorismo. El Rey Felipe pronunció unas sentidas palabras ante los más de 1.200 asistentes.

El viaje estuvo marcado por las medidas de precaución para evitar el contagia del coronavirus, por lo que en esta ocasión en los saludos no ha habido ni besos ni apretones de manos, además de mantener un distanciamiento prudencial, siguiendo así las recomendaciones de las autoridades sanitarias.

Eso sí, en el vídeo que ha compartido Casa Real del recibimiento a los Reyes de España, se ve como ni hay besos ni abrazos y casi ni contacto entre los dos matrimonios, si bien tanto Doña Letizia como Macron tocan en el brazo dando unas palmaditas a Brigitte Macron y a Don Felipe, respectivamente, algo que no se ve hacer ni a la primera dama francesa ni al Monarca español.

 

Para la ocasión, la Reina Letizia eligió un traje azul marino y sobrio, una pieza de Hugo Boss al que aportó un toque de elegancia y distinción con un llamativo collar de perlas que pertenecía a la Reina Mercedes y el pelo recogido. Un look tan elegante como acertado para el acto.

Comenta esta noticia