25 de noviembre de 2020 | DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El recado directo de Irene Rosales a Isabel Pantoja tras sus duras acusaciones

Irene Rosales está en una posición difícil

Irene Rosales está en una posición difícil

Tras unos días muy difíciles, la esposa de Kiko Rivera no se ha callado y ha querido dejarle las cosas muy claras a su suegra, tras culparla de haber incitado el enfrentamiento familiar.

"Ha sido una semana intensa, dura. Estoy cansada y triste", fueron las primeras palabras que ha pronunciado este fin de semana Irene Rosales. No es para menos, teniendo en cuenta que las espadas están en lo más alto en la guerra que están protagonizando su marido, Kiko Rivera, y su suegra, la temperamental Isabel Pantoja. A este respecto, la colaboradora del programa presentado por Emma García ha confesado que se siente agobiada por una situación ante la cuál no tiene muy claro cómo debe actuar.

Pero además se siente especialmente afectada por el hecho de que hay quienes consideran que es Irene la que ha provocado esta ruptura entre la tonadillera y su otrora pequeño del alma y que la propia Isabel Pantoja señala con el dedo a su nuera, a la que habría acusado de manejar a su marido como un simple títere, según confesó en 'Viva la vida'.

 

“Que te hagan culpable de una cosa tan grave, me duele”, ha confesado la esposa de Kiko, que asegura que cuando le contaron las supuestas acusaciones de su suegra, le dieron ganas "de escribirla para preguntarle si es verdad", pero que no la ha llamado "por prudencia".

Respecto a Kiko Rivera, Irene Rosales es categórica:  "No lo manejo para nada, me duele que se dude. Él es muy impulsivo y no se deja manejar. Yo quiero pensar que ella no ha insinuado eso. Me duele por él porque lo está sufriendo el doble, a mí me duele verlo como está”.

En cuanto al tema de la herencia que ha enfrentado a madre e hijo, la colaboradora asegura que a Kiko lo que le duele es que "reclamó algo y no se le ha dado. Cuando fallece mi madre, Kiko quiere ver en su madre lo que veía en la mía, a mi modo de entender. Echa en falta la relación que yo tenía con mi madre, que vivía a un minuto de nuestra casa. Le gustaría ver a su madre como veía a la mía con sus hijas".

"Él nunca ha reclamado nada, de hecho se ha propuesto ceder su parte de Cantora a su madre para que solucione sus problema", sostiene Irene.

 

 

Comenta esta noticia
Update CMP