12 de diciembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT
  • Mar Yuste

    Mar de Amores

    Es más divertido contar la vida de los demás, que la propia. Las venturas y desventuras y, sobre todo, los secretos de nuestros famosos patrios. ¿Qué intentan ocultar? La periodista Mar Yuste nos desvela ese punto de vista “mortal” de nuestras celebrities. Cómo no, tocando esa vena maruja que todos llevamos dentro.

Jorge Javier, harto, sigue los pasos de Kiko y toma una decisión radical

Jorge Javier está decidido al cambio

Jorge Javier está decidido al cambio

Lo ha pensado mucho. Que no se crean que es una de esas ventoleras que a veces nos dan. Jorge Javier va a dar un giro inesperado a su vida. Rompe y se sentirá más libre.

No podemos decir que sea de las decisiones más sorprendentes que ha tomado Jorge Javier Vázquez. Pero sí, quizás de las más inesperadas. Aunque el compañero de Belén Esteban y su íntima Mila Ximénez lo ha meditado muy mucho.

Que no nos pensemos que es por desamor o por ese “de repente” que le han marcado en otros instantes de su vida. Como cuando decidió alejarse de los platós de televisión y emprender otras aventuras más enriquecedoras.

El caso es que Jorge Javier ha llegado a un punto en su vida en el que se quiere sentir libre y sin ataduras. Es el momento. Su vida de pareja ya no es tal, tras romper con Paco después de 10 años juntos, y no quiere tener la sensación de que algo le ata. Aunque eso sean unos cimientos y unas paredes de ladrillo.

Así que, a pesar de que piensa seguir en Madrid y trabajando en la televisión de Fuencarral, Jorge Javier ha puesto en venta su “humilde” morada.

Otro más

Sigue los pasos de su otro compañero en el plató de Salvame, Kiko Hernández, que vio como la llegada de sus dos hijas, Abril y Jimena exigían más de un cambio y, entre ellos, el marcharse a vivir a otro lado.

Así lo ha decidido también Jorge Javier. No, como Bustamante, que tuvo que abandonar su casa tras su separación de Paula Echevarría, pero sí también para dar un giro a sus estancias. De hecho, como el mismo Vázquez reconoce “No tengo ningún apego a las cosas materiales y, por eso, no me produce tristeza decir adiós a una casa. Al contrario, me motiva".”

Así está dispuesto a desprenderse de su casa en la Urbanización, de La Florida, una de las más lujosas de Madrid y, para ello, pide casi 4 millones de euros. Así, su futuro comprador podrá disfrutar de cuatro dormitorios, cinco baños – alguno menos que su adorada Isabel Preysler- y un jardín de 200 m2. Para perderse.

Comenta esta noticia
Update CMP