22 de mayo de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El premio Gordo caído en Ferraz provoca una gran bronca en la plantilla del PSOE

Fachada de la sede central del PSOE en Madrid.

Fachada de la sede central del PSOE en Madrid.

El partido anunció a bombo y platillo su alegría por "un gran final para un año difícil" gracias a cinco décimos del número 66.513. Pero todo se torció pronto.

Con este inesperado mensaje en las redes sociales anunciaba el PSOE a media mañana la buena nueva: cinco décimos del Gordo de la Lotería habían recaído entre los trabajadores de la sede central socialista. 

Sin embargo, horas después, esa buena nueva se ha convertido en otro surrealista lío interno y en una nueva bronca en el partido.

Y es que el premio que ha recaído este jueves en Ferraz ha generado malestar entre los trabajadores del PSOE, ya que los décimos con el Gordo eran regalados y no se habían repartido entre todos los trabajadores.

Según han confirmado a Europa Press fuentes socialistas, los cinco décimos con el número 66.513 que llegaron a Ferraz habían sido regalados por la administración del Paseo de la Esperanza, donde se había comprado el número oficial que juega el PSOE.

Sin embargo, según estas fuentes, dos de esos décimos se repartieron en participaciones, no en toda la casa, y otros tres se lo quedaron tres trabajadores del departamento de Administración, entre ellos el gerente del partido, Goyo Martínez.

Así, y después de los primeros momentos de alegría por el premio recibido, se ha generado un profundo malestar entre los trabajadores del partido y, en particular, del área de Administración.

Algunas de estas personas se preguntan por qué si estos décimos eran regalados como agradecimiento por la compra de un número entero no se repartieron entre todos.

En un primer momento, fuentes de Ferraz explicaron que los agraciados eran todos trabajadores de la casa y entre ellos no había ningún dirigente político. 

Comenta esta noticia
Update CMP