Guerra entre los Ingenieros por abrir el COIIM la colegiación a otros titulados

El Colegio de Ingenieros Industrial de Madrid ha abierto una batalla nacional. En pleno período electoral, ha aprobado un reglamento para permitir la adscripción a otros titulados.

Colegios de Ingenieros Industriales de diferentes autonomías han denunciado la decisión de sus compañeros de Madrid de abrir las puertas de la adscripción  a otros profesionales que no cuentan con la titulación de Ingeniero Industrial. La polémica decisión ha sido adoptada por la Junta de Gobierno en pleno proceso electoral para elegir, el próximo martes, al decano y a su junta de gobierno a la que optan dos candidaturas. Un cambio en los estatutos que permite la entrada a profesionales de ingenieros de organización industrial, energías renovables, biomédica o diseño en el selectivo Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid (COIIM). El acuerdo va abrir una batalla, con contagio previsible a otros colegios profesionales, con un final más que previsible en los tribunales de justicia.

El debate sobre la colegiación es polémico asunto que incluso ha requerido la mediación del ministerio. Hasta ahora los informes han sido negativos. En marzo pasado, el Pleno del Consejo General de Ingenieros Industriales de España no permitió que se aprobara el cambio estatutario para sortear una normativa con rango de Ley. 

Lo que está ahora en debate es si un profesional que hace un curso sobre utilización de cierta tecnología también podría adscribirse al Colegio de Ingenieros Industriales de Madrid. Desde el ámbito sobre todo de Podemos, el partido de Pablo Iglesias, e incluso  un sector vinculado a los socialistas se es más proclive a "extender" la colegiación a aquellos que han realizado un máster de especialista.

Desde el Colegio de Cantabria, Burgos, Palencia o la Comunidad Valenciana se mantiene que esta apertura va contra la normativa vigente  por lo que se podría  incurrir en un delito de prevaricación.

Abrir la adscripción a los colegios profesionales de ingenieros industriales a otros titulados supone, según el candidato a decano de Madrid Guillermo Luna, un principio de inseguridad jurídica a la sociedad, en general, y a los administrados, en particular. La sociedad no llegaría a entender que los Colegios Profesionales no son meras asociaciones de titulados universitarios, sino que se trata de corporaciones de derecho público. Además cuando son de adscripción obligatoria están llamados a desarrollar importantes funciones públicas en defensa de los intereses profesionales de los colegiados y de la protección de los usuarios y consumidores de los servicios de sus colegiados, tal como se manifiesta en una sentencia del Tribunal Constitucional.

Todo este debate de la colegiación se une a un conflictivo proceso electoral del COIIM que cuenta con más de 9.600 afiliados. La lista de Guillermo Luna ha denunciado a la junta electoral irregularidades en la candidatura de César Franco al incluir a siete colegiados que presuntamente no están en el ejercicio de la profesión, lo que le hace incumplir los requisitos que se exigen para poder ser proclamado como candidato.

Abundando en las presuntas irregularidades cometidas por la actual junta de gobierno de César Franco, el secretario del COIIM se mantuvo en el puesto hasta la convocatoria de las elecciones internas. Si se confirma este hecho, Galo Gutiérrez habría incurrido en incompatibilidad una vez que se le había nombrado director general del Ministerio de Industria, Comercio y Turismo en el consejo de ministros de finales de junio.

Comenta esta noticia
Update CMP