25 de noviembre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Rallo avisa que los populistas de Vox han ganado a los impopulares del partido

Juan Ramón Rallo.

Juan Ramón Rallo.

El mediático economista no cree que el espíritu fundamentalmente anti-izquierdista del partido de Abascal sea necesariamente malo, pero ahora hay cosas que ni el PSOE se atreve a pedir.

Este jueves Juan Ramón Rallo analiza en su columna de La Razón el "giro social" de Vox y su cambio drástico de un tiemo a esta parte.

Entiende que en general todos los partidos son más "pescadores de votos" que "defensores firmes de un conjunto de principios ideológicos sólidos", entre otras cosas porque "buscan el poder por el poder y las ideologías firmes y coherentes suelen ser obstáculos para alcanzar semejante fin".

Entiende también que todos los partidos en uno u otro momento optan por "ensanchar" su base, lo que significa "renunciar a los principios ideológicos" bajo los que se conformaron para poder atraer a otros sectores no alineados y el "caso de Vox no ha sido muy distinto".

Recuerda el economista que "ya en un comienzo, la formación aunó a una amalgama de posicionamientos cuyo único punto en común era su anti-izquierdismo".

Matiza que "no es que mostrarse contrario a la izquierda sea algo necesariamente negativo (yo mismo, como liberal, soy contrario a la mayoría de planteamientos de la izquierda), pero no todas las razones por las que uno puede oponerse a la izquierda son correctas".

En este punto cree que en "Vox cada vez abundan más las incorrectas" pero reflexiona que al final "la incompatibilidad de raíz de las familias ideológicas que componen Vox ha llevado a que los sectores más populistas de la formación les hayan ganado la partida a los sectores ideológicos más impopulares pero más acertados", a su entender.

Concluye Rallo que "se trata de articular un giro social que seduzca a los obreros socialistas y contrarios a la inmigración" y de ahí "que el nuevo sindicato de Vox, Solidaridad, esté reclamando en estos momentos un aumento del salario mínimo interprofesional: algo que ni siquiera algunos sectores del PSOE se atreven a reivindicar en la actual coyuntura de crisis".

En resumen, le reconoce al partido de Santiago Abascal que en su momento "presentó uno de los programas electorales más liberales desde el punto de vista económico: por desgracia, ya queda poco de aquel Vox que apostaba por el mercado como mecanismo principal de generación y de distribución de la riqueza".

Comenta esta noticia
Update CMP