El PSPV admite “donaciones irregulares” en Benidorm en 2007

En la imagen, los portavoces Manolo Mata y Ana Barceló (PSPV)

En la imagen, los portavoces Manolo Mata y Ana Barceló (PSPV)

Las conclusiones de la investigación interna resaltan que ninguna de las dos empresas que aportaron dinero recibió trato de favor con posterioridad.

No hubo trato de favor, pero al menos dos donaciones al partido fueron hechas de forma irregular. Esa es la principal conclusión que los socialistas han extraído, tras la investigación interna realizada con relación a la campaña electoral de 2007 y a la supuesta trama de financiación irregular investigada judicialmente. Y esas dos donaciones “irregulares” se hicieron a la agrupación de Benidorm, casualmente en la que militaba la ex secretaria de organización del PSOE, Leire Pajín, y su madre Maite Iraola, concejal en aquella corporación.

La comisión interna que se ha encargado del caso se inició a raíz de la investigación policial y judicial sobre dicha supuesta financiación irregular del partido durante aquella campaña. Según ha informado el periódico 'El Mundo', dicha comisión ha concluido que las donaciones de dos empresas no eran ilegales “pero están deficientemente tramitadas”. La investigación establece además, que las dos empresas que donaron el dinero tampoco recibieron ningún trato de favor por parte de la administración bajo mandato socialista.

Estas dos mercantiles, Hospimar 2000 y Quick Meals Ibérica, habrían realizado su donación al PSOE de forma “incorrecta”, según han informado en rueda de prensa tanto Manuel Mata, vicesecretario general del PSPV-PSOE, como Ana Barceló, diputada y miembro de la comisión encargada de la investigación interna.

El documento que han hecho público sostiene que dichas aportaciones “no son ilegales”, así como ambos han mostrado su seguridad de que nadie del partido ha tomado una decisión que hubiera sido delictiva a pesar de haber prescrito. Es decir, el asunto se quedaría tan solo en un defecto de tramitación.

'El Mundo', sin embargo, apunta a que la documentación que maneja la policía indica que los servicios prestados por Crespo Gomar al PSOE de Benidorm se facturaron a terceras empresas –las dos citadas- mediante un presunto delito continuado de falsedad documental.

En ese sentido, los socialistas calculan en 15.000 euros las donaciones realizadas por ambas empresas a la agrupación de Benidorm. Una cantidad que dista bastante de lo que señalan las facturas que se incluyen en la causa, que ascienden a 39.318 euros, según 'El Mundo', y que el juzgado de Valencia habría acreditado la presunta manipulación de la documentación.

La diferencia entre ambas cantidades se debería, por tanto, a que el PSPV solo se ciñó a las facturas que la juez cita en el auto de inhibición, sin contabilizar las otras que sí ha analizado la Policía Nacional.

Comenta esta noticia
Update CMP