27 de octubre de 2020
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

El escarmiento a un joven que se manifestó en Colón y está grave se hace viral

Varios de los manifestantes del domingo.

Varios de los manifestantes del domingo.

Fue uno de los casi 3.000 negacionistas que el domingo incumplieron todas las medidas de seguridad, para indignación de la comunidad médica. Un día después fue ingresado por Covid-19.

¿Qué hacer con un negacionista de la Covid-19 que el domingo puso en riesgo la salud pública asistiendo a la manifestación de Colón y al final resulta que él mismo está contagiado y luchando contra una neumonía en el hospital?

Es el debate que se ha abierto en Twitter a raíz del mensaje de un médico madrileño indignado, como lo están todos los sanitarios tras las imágenes del domingo en pleno centro de Madrid. 

Se llama Jackie Calleja, es ginecólogo y ha desvelado en la red social que en su hospital ingresó este lunes un joven de 40 años contagiado, con pronóstico grave y a un paso de la UCI. Y estuvo en la manifestación de los negacionistas. Obviamente, para entonces ya era positivo.

 

Su mensaje se ha hecho viral, puesto que redunda en la advertencia que vienen haciendo los médicos desde el domingo: el hecho de que los en torno a 3.000 manifestantes fueran sin mascarilla y no guardaran la distancia de seguridad aumenta el riesgo de contagio. Por no hablar de que muchos de ellos cogieron el transporte público para llegar hasta allí.

Entre los miles de comentarios que ya ha recibido el doctor Calleja son legión los que piden dar un escarmiento al paciente en cuestión, enviándolo a casa con ibuprofeno. Algo que ni remotamente va a suceder.

Otras muchas de las respuestas hacen alusión a Miguel Bosé, la cara más visible de quienes creen que la Covid-19 no es más que un cuento chino.

Y también los hay que cuestionan que la historia contada por este ginecólogo sea real y no otro "fake" -dicen.

Entretanto, el PP ha pedido la destitución del delegado del Gobierno en Madrid, José Manuel Franco, por no hacer nada por frenar la concentración de Colón. Lo que es más: según él los convocantes le engañaron, porque en ningún momento pensó que en una protesta contra las mascarillas la gente no iba a llevarlas. 

Comenta esta noticia