19 de noviembre de 2019
DIRECTOR ANTONIO MARTÍN BEAUMONT

Ana Pastor se lleva la peor parte del maratón televisivo de Ferreras en La Sexta

El periodista batió su propio récord en directo en una jornada marcada por los especiales informativos sobre las elecciones en EEUU y que dejó algunas sorpresas "incómodas" en directo.



Jornada televisiva la de este miércoles marcada por las decisivas elecciones en Estados Unidos que ganó el republicano Donald Trump y todas las televisiones echaron la casa por la ventana con un auténtico despliegue de medios en una franja tradicionalmente olvidada como la de madrugada.

Con estas trazas, Antonio García Ferreras batió su propio récord de cobertura informativa con un Especial Al Rojo Vivo: Objetivo la Casa Blanca de diez horas (de 2.30 a 12.00) que le dio a La Sexta un 13.1% de cuota. 

De esta manera, La Sexta y su despliegue volvieron a destacar en la franja de madrugada pero comenzó a flojear a medida que avanzaba la mañana del miércoles. 

De hecho, el Especial Informativo Elecciones EEUU de Antena 3 (de 2.30 a 6.00) hizo un 7% pero luego Espejo Público: Un café con Susanna subió a 13.7% y Espejo Público se fue al 19.1%. También La Uno de TVE echó la casa por la ventana y La noche en 24H: Elecciones EEUU (de 2.30 a 6.30) anotó un 6.8% siendo la tercera opción en estas horas. Luego Los Desayunos subieron a 12% y La mañana bajó al 7.9%.

Telecinco y Cuatro siguieron con su plan habitual y El Programa de Ana Rosa hizo un 16.8% mientras que Las Mañanas de Javier Ruiz comenzaron a su hora habitual de mediodía con datos de 8.4% y 13.1%. 

A esta hora Ferreras volvió a marcar la pauta de la información política con datos de 14.3% y 15.4% para Al Rojo Vivo en su horario normal hasta las 14.00.

Con tantas horas de directo, eso sí, normal que Al Rojo Vivo protagonizara algunas de las anécdotas más comentadas de la cobertura electoral. Concretamente las protagonizadas por Ana Pastor fueron de lo más sonadas. Sin ir más lejos, Ferreras tuvo que ver en conexión en directo con Pastor como un joven republicano de origen cubano flirteaba con la periodista y la invitaba a irse con él a la celebración por la victoria de Trump.

Eso por no hablar del guitarrista en calzoncillos en la Gran Manzana que se acercó a las cámaras de Pastor, que le cedió plano unos segundos mientras él artista callejero se explayaba con unas líneas de Bésame mucho mientras alababa la belleza de la presentadora de El Objetivo mientras Ferreras aguantaba el tipo desde el plató: "Son cosas del directo".

Comenta esta noticia
Update CMP